“El árbitro nos robó”


Coincidieron los jugadores del Puebla


Germán Reyes

 

Con la euforia de un partido que se les escapó de las manos, el capitán del Puebla, Luis Miguel Noriega, dijo sentirse robado por las decisiones del silbante Erim Ramírez, mismas que desde su punto de vista le arrebataron el triunfo al Puebla.


Luego de que se registrara una agónica igualada por parte de las Chivas de Guadalajara en tiempo de compensación, jugadores y cuerpo técnico de la Franja mostraron estar en desacuerdo por lo sucedido en el terreno de juego; incluso, el directivo de equipo, Ricardo Henaine, se retiró del inmueble visiblemente molesto y sin dar declaración alguna.


Luis Miguel Noriega señaló: “Es increíble que antes de un partido hables de fair play cuando creo que el problema no viene de los jugadores, viene de arriba. Es obvio que un equipo se siente mal, se siente robado luego de hacer todo el esfuerzo y que te sea arrebatado por las decisiones arbitrales.”

 

Por su parte, el anotador del segundo tanto del Puebla, Jared Borgetti, mencionó que el arbitraje dejó mucho que desear, sobre todo en los minutos finales del encuentro, en donde el silbante señaló tres faltas que fueron dudosas y que además fueron en el mismo punto.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas