Fernández del Campo desnuda su ultraderechismo


Balbucea cuando le piden su opinión sobre el uso del preservativo y la pastilla de emergencia


En una entrevista con Alejandro Mondragón, el legislador priista se escandaliza porque a una niña de 10 años le orienten sobre el uso del condón y la pastilla de emergencia, ya que puede “confundirla”.

 

Selene Ríos Andraca

 

Pablo Fernández del Campo Espinosa, en entrevista con Alejandro Mondragón, se desnudó como el priista más ultraderechista del Congreso local, pues a pregunta expresa sobre si apoyaba o no el uso del preservativo, Fernández del Campo trastabilló y durante toda la entrevista eludió responder si ése era su verdadero motivo para sumarse a la batalla contra la Cartilla Nacional de Salud.


El también presidente de la Comisión de Gobernación, acusado de retrógrada, santurrón y mojigato por sus correligionarios, rechazó que su punto de acuerdo para modificar la Cartilla Nacional de Salud obedezca a su adhesión al movimiento de la organización de ultraderecha Unión Nacional de Padres de Familia.


El lunes pasado, cambio publicó un reportaje sobre el punto de acuerdo presentado por Fernández del Campo para modificar la cartilla que a partir de julio pasado contiene un capítulo de salud sexual y reproductiva para adolescentes entre 10 y 19 años de edad.


Aunque Fernández del Campo insistió durante la entrevista en el programa radiofónico Al Portador que su punto de acuerdo exhortaba a someter a consulta pública el nuevo capítulo de la cartilla, su ultraderechismo quedó al descubierto cuando se escandalizó porque a una niña de 10 años se le oriente sobre le uso del condón o la pastilla emergencia, considerada por los radicales de la derecha como abortiva.  


“¡Imaginemos! Una niña de 10 años con su mamá, papá, tutor o abuelita o la persona que lo acompañe al Centro de Salud y que pudiera estar llenando junto con el doctor el reactivo (de salud reproductiva)… me parece que el gobierno federal tiene la última palabra…”


Asimismo, ante la pregunta del periodista sobre su opinión del preservativo, Fernández del Campo Espinosa solamente alcanzó a balbucear y a trastabillar, hasta el grado de explicar alteradamente que “ése no era el debate”.

 

cambio reproduce la entrevista de Alejandro Mondragón y Fernández del Campo.

 

Alejandro Mondragón (AM): ¿Qué interpretación le das a la nota de periódico cambio?

 

Pablo Fernández del Campo (PFC): Es una interpretación totalmente sesgada, es falso que yo esté apoyando algunas de esas posiciones que aquí se están explicando; he sido muy claro, y aquí tengo el punto de acuerdo…

 

AM: ¿Estás en contra del uso del condón?

PFC: Ése… ése es un tema… aparte estoy proponiendo se debata, en ciertos casos hay que estar a favor del uso del condón pero ahorita no es el tema a discutir… porque me parece que el tema a discutir es la desinformación para los padres de familia, que sea sometido a una consulta popular mucho más abierta y no se tomen decisiones arbitrarias por parte del gobierno federal, y sobre todo que han puesto en alerta, en manifestación, a muchos padres de familia de todo el país. Efectivamente, hay algunos estados donde ya empezaron a promover movimientos de resistencia civil, pues al entregar la cartilla, reparten pegotes que rechazan el uso de dicha cartilla y se invita a los padres de familia a manifestar su rechazo de esta forma. Me parece que para no llegar a estas consecuencias el Gobierno federal tiene la facultad de suspender dicha implantación de manera obligatoria, además es la primera vez que se hace a través de la Secretaría de Educación Pública. Yo no estoy en contra de la medida, me parece que es favorable, que se puede tener un mejor control en la salud en el país a través de los estudiantes, pero sin tomar en cuenta las reacciones de estos grupos que les ha causado problemas… quisiera que leyeras cualquiera de las preguntas que tiene el tema de salud sexual y reproductiva. ¡Imaginemos! Una niña de diez años con su mamá, papá, tutor o abuelita o la persona que lo acompañe al centro de salud y que pudiera estar llenando junto con el doctor el reactivo… me parece que el gobierno federal tiene la última palabra…

 

Nayelly Aparicio (NA): ¿Preguntas sobre qué, sobre los métodos anticonceptivos?


PFC: Ahí están, por ejemplo “Salud sexual y reproductiva” “Planificar la familia es tu derecho” “Si tuviste una relación sexual no protegida, si no han transcurrido más de 72 horas puedes solicitar anticoncepción de emergencia” “Protégete es tu derecho”. Aquí yo no estoy cuestionando el contenido como tal, sino las múltiples confusiones y reacciones que ha generado; me parece que se tiene que discutir y debatir de manera más amplia para que cuando se ponga a circular, pues vaya con el punto de vista tanto de padres de familia.


AM: (…) ¡En el rango de edad es lo más común!, me parece que un chavo de diez años con lo que ve en internet te puede dar una explicación sobre las características y condiciones de algún preservativo.


PFC: Estoy totalmente de acuerdo y yo como padre de familia, claro que me veo platicando de eso y de muchos otros temas más, porque yo soy el responsable de hacerlo, sin embargo… no en todos los casos… aquí lo que se pide de los que tienen la duda es que se platique en el seno de la familia y no el profesor que llega a preguntar abiertamente temas que pueden ser conocidos por los niños, como tú bien lo dices, pero a lo mejor todavía no está en su realidad.


NA: A mí me parece que el que se plantee precisamente así, da pauta a que comience a platicarse en casa.


PFC: Es correcto, y me parece que se tiene que fomentar esta cultura, sin embargo, hoy por hoy está sobre la mesa que el tema se pueda analizar o dejar la cartilla como estaba.


AM: Tenemos algunas llamadas, me escribió la señora Espinosa que por qué ahora pides consulta, si no la quisiste hacer para el tema de la reforma de la familia, te acusan de usar un doble discurso. Dice otra llamada que la misa ya empezó… jajaja… Ahora yo reconozco tu valor para exponerlo.


PFC: Lo más grave, Alejandro, es que perdieron la cartilla y los padres se han dado cuenta que es obligatorio y quisieron hacerlo con su médico familiar, con su pediatra, y no están autorizados. Sobre todo dejar muy en claro que el punto de la discusión debe estar en que la Secretaría de Salud abra al debate para que se pueda tener el mejor contenido de la cartilla. No estoy ni a favor ni en contra del tema; sin embargo, insisto, me parece que el tema tiene que ser que se pueda tener la mejor cartilla posible.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas