Aspirantes a la alcaldía denuncian inequidad


Montero, Saldaña, López Malo y Arriaga, los ausentes del cónclave


Gerardo Pérez, Guillermo Deloya y Valentín Meneses acusan a Mario Montero de generar el desequilibrio de condiciones para todos los interesados en representar al tricolor en el proceso de 2010


Selene Ríos Andraca

 

Los aspirantes a la candidatura por la alcaldía capitalina aprovecharon la reunión privada con la cúpula priista para denunciar la inequidad en el proceso interno por la participación de Mario Montero Serrano, ausente del cónclave por sus múltiples compromisos de secretario de Gobernación.


Valentín Meneses Rojas, Gerardo Pérez Salazar y Guillermo Deloya Cobián llevaron la batuta para acusar a Mario Montero de utilizar la estructura de la Dirección de Comunicación Social, a cargo de Javier Sánchez Galicia, para promoverse rumbo al proceso electoral de 2010.


El secretario particular del gobernador Mario Marín Torres reclamó la promoción de Montero Serrano a través de los promocionales de la camioneta “Montero” de Mitsubishi en diversos puntos de la ciudad, así como la nueva publicidad del noticiero radiofónico de su padre Enrique Montero Ponce.


Aunque durante la reunión, los secretarios de Comunicaciones y Finanzas, Valentín Meneses y Gerardo Pérez se negaron a especificar el nombre del “candidato” que aprovecha la estructura gubernamental, Guillermo Deloya solicitó ponerle “nombre y apellido” al señalado.


Los tres coincidieron en que Montero Serrano tiene mayor acceso a los medios de comunicación, gracias a la intervención de Ismael Ríos —subdirector de Comunicación Social—; incluso Valentín Meneses bromeó con que le gustaría ser sobrino de Emilio Azcárraga para que las televisoras lo entrevistaran todos los días.


En respuesta, el líder estatal priista Alejandro Armenta Mier indicó que las observaciones de inequidad serían entregadas de manera directa al gobernador Mario Marín, y les pidió que no se preocuparan, ya que él haría hasta lo imposible para garantizar la equidad y la inclusión en la contienda.


El único acuerdo al que llegaron nueve de los 13 aspirantes presentes —Mario Montero, Luis Alberto Arriaga, Lucero Saldaña y José Antonio López Malo— fue la de analizar qué encuestadora nacional se encargará de hacer los estudios demoscópicos sobre las preferencias electorales para la candidatura a la presidencia municipal.


Las opciones que tienen sobre la mesa son: Parametría de Francisco Abundis, Demotecnia de María de las Heras y Mitofsky de Roy Campos. Será hasta el 28 de septiembre cuando se defina al despacho nacional.


De la misma forma que los aspirantes a la candidatura por el gobierno estatal, los interesados a la estafeta para suceder a Blanca Alcalá Ruiz excluyeron a las encuestadoras locales y ninguno de los presentes las propuso para intervenir en el proceso interno.


Los diez asistentes fueron: Valentín Meneses, Pablo Fernández del Campo, Pericles Olivares, Guillermo Deloya, Gerardo Pérez, Víctor Manuel Giorgana, Javier García Ramírez, Crispín Campos y Víctor Gabriel Chedraui.


En el cónclave también estuvo presente Carlos Meza Viveros, quien llamó la atención de los “destapados” y tanto en privado como en público aseguró que su única intención es permanecer en el Comité Municipal de la capital durante el proceso electoral de 2010.


La única intervención de Giorgana Jiménez —secretario de Desarrollo Social en la capital— fue para pedir que el método de designación sea a través de la consulta a la base, y en respuesta, Armenta le comentó que ese tema aún no se comenzaba a discutir.

 

Por último, el secretario del Trabajo, Pericles Olivares Flores, llamó a todos a guardar la prudencia para evitar repercusiones jurídicas y electorales en el futuro tanto para los interesados como para el tricolor.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas