Guerra fría entre Armenta y Alcalá


Armenta confía en poder hablar con la alcaldesa lo más pronto posible


El líder estatal priista dio el manotazo sobre la mesa: el PRI es el que define los tiempos en el tricolor, “nadie más”.


Selene Ríos Andraca / Viridiana Lozano Ortíz

 

Blanca Alcalá Ruiz le aplicó el método Salinas a Alejandro Armenta Mier: ni lo ve ni lo oye, pues según la alcaldesa capitalina no le toma las llamadas ni le interesa reunirse con su dirigente estatal para hablar de la sucesión, porque está ocupada con sus labores al frente del Ayuntamiento capitalino: “Les pido la oportunidad de seguir conversando con ustedes de los temas que ocupan las 24 horas de mi tiempo, que son los temas de la ciudad, yo seguiré trabajando, la responsabilidad es amplia y no tengo ni tiempo ni espacio para dedicarme a otras actividades.”


La guerra fría entre ambos personajes subió de tono ayer por la mañana cuando el líder estatal priista revirara las acusaciones de mentiroso, manteniendo la versión de que Blanca Alcalá sí se descartó para el proceso interno del tricolor a través de una llamada telefónica.


Alejandro Armenta cerró la conferencia de prensa con un manotazo sobre la mesa, cuya destinataria es Blanca Alcalá por declarar que reservará su participación en la contienda interna del PRI hasta que se emita la convocatoria respectiva: “Puntualizo… puntualizo, los tiempos los marca el PRI y nada más”.


El martes pasado, Alejandro Armenta reveló que a través de una llamada telefónica la alcaldesa capitalina había declinado a participar en el proceso interno para la candidatura al gobierno estatal. A su regreso de Ecuador, Alcalá desmintió a su líder y aseguró que su determinación será conocida hasta enero, cuando su partido lance la convocatoria.


Entrevistada en el Palacio Municipal, Alcalá Ruiz confió en que Alejandro Armenta entienda que tiene asuntos más importantes que sentarse a hablar con él sobre la sucesión gubernamental: “Yo insisto, en la vida las relaciones privadas siempre deben mantenerse, en ese sentido con Alejandro tengo una excelente relación, seguramente coincidiremos en algún momento y en el marco del respeto que merece el dirigente de mi partido, como seguramente él entiende las actividades que hoy estoy desarrollando como presidenta municipal.”


Minutos antes en el hotel NH, Armenta Mier ratificó su versión al tiempo de comentar que, a pesar de la insistencia, la alcaldesa capitalina no le había contestado la llamada desde el domingo pasado: “Todas las llamadas que yo tengo son como dirigente y las preguntas que hago son como dirigente. Volveré a hacerle la llamada, desde ayer la estoy buscando y sé que tiene una agenda muy complicada, espero tener oportunidad de hablar con ella (…) Yo hablaré con ella. Le reafirmaré la pregunta que le hice por teléfono. No sería sano hacer comentarios en ese sentido y esperaré. Voy a hablar con ella.”


Además, durante toda la entrevista, el líder insistió en los conceptos de inclusión y respeto: “Afirmo categóricamente que en el PRI no hay exclusión, y respeto la postura de cada uno de los compañeros militantes con respecto a su decisión personal. El PRI continuará su labor, la tarea no se detiene. El partido tiene que procesar los tiempos.”


—¿Blanca cambió su versión del día que hablaron a lo dicho ayer? —se le preguntó a Armenta—.
—Ratifico lo que yo les dije, yo lo ratifico. Estoy acostumbrado a hablar con la verdad y con la honestidad.
—¿Entonces ella no?
—Lo niego rotundamente. No he dicho eso. Hablaré con ella para saber su opinión, e independientemente de lo que hable con ella, lo que quiero dejar en claro es que en el PRI no hay exclusión, participarán los quieren participar. Puntualizo… puntualizo, los tiempos los marca el PRI y nada más.


Al preguntarle sobre el cambio de postura de Alcalá, Armenta se limitó a señalar: “No voy a variar mi actitud, de prudencia, de inclusión, tan es así que quien quiera participar podrá hacerlo, y miren, hoy tendremos una reunión con los aspirantes e invitaremos a todos los apuntados.”

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas