Propone AN eliminar la Gran Comisión


Para crear una Comisión similar a la de San Lázaro


La Gran Comisión, encabezada por Bailleres Carriles, se ha vuelto obsoleta y precaria en sus funciones, por lo que se requiere la creación de una Comisión de Coordinación Política


Selene Ríos Andraca

 

La diputada Leonor Popócatl propuso la desaparición de la Gran Comisión en el Congreso local, que actualmente encabeza José Othón Bailleres Carriles, al considerarla obsoleta e inequitativa para la toma de decisiones en el poder Legislativo, según su iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Congreso.


Acción Nacional propone la creación de la Comisión de Régimen Interno y Coordinación Política, similar a la del Congreso de la Unión, la cual permitirá que los partidos políticos tengan voz y voto en la sesiones.


Es preciso señalar que al inicio de la LVII Legislatura, la bancada de Acción Nacional presentó un recurso de inconformidad ante autoridades federales por la conformación de las comisiones, ya que el albiazul sólo logró la presidencia de la de Desarrollo Rural, mientras que el Revolucionario Institucional acaparó las más importantes.


Solamente la Comisión de Derechos Humanos y la de Seguridad Pública cayeron en manos de la oposición. La primera está encabezada por la convergente Carolina O´Farril y la segunda por el panalista Gustavo Espinosa.


Otro objetivo de la Comisión de Régimen Interno y Coordinación Política es generar la distribución de colisiones y comités de manera equitativa, puesto que en la actual Legislatura la bancada panista sólo preside una de las comisiones.


La iniciativa para reformar el reglamento del Congreso y la Ley Orgánica del legislativo será turnada a la Comisión de Gobernación para su análisis.


Asimismo, Acción Nacional propuso la creación de un Centro de Estudios Legislativos con el propósito que los legisladores cuenten con un centro especializado en análisis legislativos.


La iniciativa panista incluye también una reforma al Reglamento interior del Congreso para que las órdenes del día y los proyectos de dictámenes sean entregados a los legisladores al menos 36 horas ante de la sesión.


Así como la facultad a los legisladores de incluir en las actas de las sesiones el razonamiento de su respectivo voto.


 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas