No suspenderán a juez por caso Bernat


Ruperto Leonardo Treviño está en la mira por recibir supuesto soborno de Bernat

 

Un análisis sucinto del caso arrojó que las pruebas documentales fedatarias de la notaria pública número 49 y firmadas por el auxiliar Juan Carlos Salazar Cajica son ilegales, pues se consideran violatorias del secreto bancario al difundir documentos mercantiles por lo que la Comisión Nacional de la Banca y de Valores debe emitir una resolución al respecto

 

Daniel Hernández Cruz

 

Luego de conocerse un supuesto soborno de Francisco Bernat Cid al juez Noveno Civil mediante un depósito bancario, el magistrado Ricardo Velázquez Cruz determinó no suspender al juez Ruperto Leonardo Treviño Musalem al final de la visita ordinaria al juzgado que realizó, casualmente, el mismo día de la publicación de los documentos inculpatorios en el periódico El Columnista.


La decisión de Velázquez Cruz desató la irá de los abogados de Ricardo Henaine Mezher, también casualmente presentes en la visita del magistrado, por lo que decidieron interponer una queja ante la Comisión de Administración del Tribunal Superior de Justicia.


Entrevistado in situ, el magistrado Velázquez se limitó a comentar que abriría una investigación sobre el caso del supuesto soborno.


Trascendió, sin embargo, que un análisis breve del caso arrojó que las pruebas documentales fedatarias de la notaria pública número 49 y firmadas por el auxiliar Juan Carlos Salazar Cajica son ilegales, pues se consideran violatorias del secreto bancario al difundir documentos mercantiles, por lo que la Comisión Nacional de la Banca y de Valores debe emitir una resolución al respecto.


Luego de la publicación de los documentos que implicarían un acto de corrupción por parte de Treviño Musalem, surge la duda sobre si el notario público tuvo a la vista los documentos originales o certificó sólo las copias.


Además, de acuerdo con el testimonio del abogado de Ricardo Henaine Mezher, Rodolfo Aragón, el representante legal de la empresa Futbol Soccer no es Francisco Bernat Cid, por lo que no podría firmar los cheques.


También quedan cabos sueltos, como el hecho de que el cheque, con el que supuestamente corrompieron al juez, no está firmado en el lugar correcto por lo que ningún banco lo hubiera aceptado y mucho menos lo hubiera pagado.

 

Extraña coincidencia


Cabe destacar que filtración de los documentos que acusan al juez se hicieron llegar el mismo día en que Treviño Musalem recibió la visita por parte del coordinador de Comisiones de la Junta de Administración del Poder Judicial, Ricardo Velásquez Cruz.


En estas visitas el coordinador de comisiones realiza una evaluación sobre el manejo administrativo del juzgado; que los juicios no rebasen el tiempo constitucional entre otras cosas.


Luego de la visita, el coordinador de Comisiones revela los datos ante el pleno del Tribunal Superior de Justicia los resultados y son los magistrados quienes determinan si hay sanciones que deban ser aplicados.


Ante tal procedimiento, se esperaba que ante una acusación semejante el magistrado Ricardo Velásquez decidiera pedir una sanción en contra del juez Ruperto Leonardo Treviño Musalem, pero no fue así.

 

Rechazó las acusaciones


Por su parte, el juez Séptimo Civil, Ruperto Leonardo Treviño Musalem, rechazó la versión de que aceptó más de un millón de pesos por parte Francisco Bernat Cid para favorecerlo en el litigio por el control del Puebla F. C., que tenía con su socio Ricardo Henaine Mezher, aunque el coordinador de magistrados y aseguró que se trata de una venganza por su decisión.


Entrevistado, Treviño Musalem dijo que las evidencias que lo señalan son ilógicas y que se trata de una venganza —sin mencionarlos directamente— por parte de Ricardo Henaine o sus abogados al perder el juicio: “Quizá sea para justificar que perdieron el asunto, bueno, que no han podido tener los resultados que las partes piensan, siempre estamos en medio de dos intereses y una de las partes tiene que quedar siempre molesta. No podemos darle gusto a todo mundo. Solamente aplicar lo que es la ley”.


Sobre el presunto acto de corrupción, Treviño Musalem respondió: “Es absurdo un acto de esa naturaleza. Si tú vas a cometer un acto de corrupción no vas a ponerte solito la espada en el cuello”. Para dejar más claras las cosas, ejemplificó: “Sabes qué, dame un cheque para la cuenta del tribunal en donde me depositan mi nómina (…) Por favor, es totalmente ilógico”.


Agregó que buscará los medios para deslindar su responsabilidad en el tema: “Espero que este se aclare, no espero, deseo y buscaré los medios para aclararlo”.


Se les cuestionó si recibió el dinero:


—¿El dinero estuvo en su cuenta?


—Por favor señores, ¿ustedes creen?


Treviño Musalem dijo que la única cuenta que tiene en Bancomer es donde le depositan el pago como trabajador del Tribunal Superior de Justicia y que desconoce exactamente la acusación.


Cabe recordar que el litigio por el control del club, en el que Francisco Bernat Cid es dueño del 51 por ciento de las acciones, fue presentada hace casi dos años por el accionista del equipo Ricardo Henaine Mezher.


El 8 de marzo pasado el juez resolvió el caso a favor de Bernat Cid tras la decisión del juez Noveno de Distrito, quien determinó que el empresario es quien debe tener el control administrativo del club.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas