Puebla, la peor en salud de todo el país


Es la primera de 11 entidades con mayor porcentaje de personas sin acceso a servicios médicos


El secretario de Salud, Alfredo Arango García, admitió que el acceso a la salud en la entidad es sumamente limitado, pues el 45 por ciento de la población carece de seguridad social

 

Miguel Ángel Cordero

 

Puebla encabeza la lista de entidades con mayor porcentaje de personas sin acceso a los servicios de salud, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en el marco del Día Mundial de la Salud.


De acuerdo a la información disponible en la página de internet del Coneval, www.coneval.com, las entidades que lideran la insuficiencia de servicios de salud son, en orden: Puebla, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Chiapas, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Veracruz, Morelos y Distrito Federal.


Tal información fue difundida por el diario El Universal, ante lo cual el secretario de Salud, Alfredo Arango García, admitió que el acceso a la salud en la entidad es sumamente limitado, pues 45 por ciento de la población carece de seguridad social.


En la entrevista que ofreció al citado diario, el funcionario de gabinete reconoció también que existen amplios contrastes en la repartición de servicios de salud, ya que el estado se coloca en la media nacional con un 55 por ciento de cobertura.


No obstante, refutó el informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que coloca a Puebla como una de las entidades con mayor rezago médico, con un 57.5 por ciento de habitantes privados de atención de un total de 6 millones de personas.


En los 11 estados con mayor deficiencia de servicios de salud se concentraban casi dos terceras partes (63 por ciento) de la población sin acceso a servicios de salud en el país. En total, 43.4 millones de mexicanos no tienen acceso a ninguna institución o programa de salud pública o privada.


El Coneval dio a conocer que de los 47.2 millones de mexicanos que se encontraban en condiciones de pobreza multidimensional, 25.4 millones presentaron carencia de acceso a los servicios de salud.


Además, 18 millones de mexicanos, cuyo ingreso fue suficiente para adquirir bienes alimentarios de la canasta básica, tampoco contaban con servicios de salud, según cifras de la Medición Multidimensional de la Pobreza 2008, que elabora el Coneval.


De acuerdo con la metodología para la medición Multidimensional de la pobreza, se considera con acceso a servicios de salud a una persona que cuenta con afiliación a instituciones o programas como el Seguro Popular, el IMSS, Issste, Pemex, Defensa o Marina, y seguros médicos privados.

 

La respuesta de Arango


El secretario de salud, Alfredo Arango García, se justificó admitiendo que el acceso a la salud en la entidad es sumamente limitado, pues 45 por ciento de la población carece de seguridad social.


Insistió en que sólo 45 por ciento de poblanos no tiene acceso a este derecho constitucional, lo que significa que 2 millones 800 mil personas no tienen seguridad social.


En la entrevista con El Universal, dijo que los datos alarmantes del Coneval es que un millón 400 mil poblanos sin acceso a servicios de salud se concentran únicamente en la capital, considerado el municipio más urbanizado, mientras el resto está repartido proporcionalmente en los otros 216 municipios.


De acuerdo a sus datos, 2 millones 200 mil personas están registradas en el programa Seguro Popular, impulsado por las administraciones federal, estatal y municipal. En consecuencia, Arango García prometió que durante 2010 la meta de la dependencia es afiliar a un millón de personas al Seguro Popular.


Reportó además que los sectores económicamente vulnerables que no cuentan con servicios de salud son afectados por 266 patologías diferentes que los aquejan.


Entres estas enfermedades se encuentran respiratorias, digestivas, metabólicas (obesidad, sobrepeso, diabetes) y cardiopatías como las más recurrentes.


No obstante, insistió en refutar los datos del Coneval y presumió que la administración encabezada por Mario Marín eroga anualmente 80 millones de pesos para atender y dotar de medicinas a personas con VIH sida y cáncer.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas