Exigen destitución de curas pederastas


El integrante de la coordinación de Redes Ciudadanas pidió que el arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, realice una disculpa pública sobre los sacerdotes que han cometido algún delito

 

Elvia García Huerta

 

Adolfo González Zamora, integrante de la coordinación de Redes Ciudadanas, exigió al arzobispado poblano la destitución de los curas pederastas en el estado, además exhortó al arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, a realizar una disculpa pública sobre los sacerdotes que han violado a niños y niñas: “Los tiempos han cambiado y la Iglesia católica está en crisis”.


En rueda de prensa, señaló que es necesario que todos los curas que estén en el tema de la pederastia se les retire del curato y se comience inmediatamente un proceso legal: “Todo ciudadano que viola a un menor es procesado, así que la Iglesia debe seguir las leyes de la justicia, además de las de Dios”.


Por lo que hizo referencia al tema del cura Nicolás Aguilar Rivera, de la arquidiócesis de Tehuacán, quien está acusado por pederastia desde 1994: “Queremos que la Iglesia poblana deje de seguir protegiendo a los curas pederastas como éste y muchos más que existen en el estado”.


Asimismo, informó que en diversas ocasiones ha solicitado al arzobispo de Puebla entablar una mesa de diálogo; sin embargo, no ha tenido respuesta alguna por parte de él ni del vocero Eugenio Lira Rugarcía.


“Desafortunadamente la Iglesia en Puebla no se ha tomado la molestia de seguir de cerca este tema que afecta a la sociedad y en particular a los menores de edad que han sido abusados sexualmente por algunos curas, debido que hasta la fecha, el arzobispo en sus discursos y la propia vocería, no han hecho ningún pronunciamiento para pedir disculpas a los católicos y a la sociedad poblana por estas atrocidades, es por ello que le exigimos que se disculpe por cada cura que violo a una niña o niño”.


Finalmente, González Zamora reiteró que la Iglesia católica está pasando por un momento de crisis y se debe exigir a los sacerdotes respetar el celibato y todas las normas que exige la institución para ser un buen sacerdote.


Cabe recordar que la Iglesia en diciembre del año pasado se vio envuelta en escándalo tras informar que tres sacerdotes fueron separados de sus parroquias luego de comprobar que tenían esposa e hijos.

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas