Ambulantes disputan a golpes espacios en U.H. La Margarita


Pertenecen a las organizaciones 28 de Octubre y Doroteo Arango


Elvia García Huerta

 

Ambulantes de dos organizaciones se enfrentaron a golpes en las inmediaciones del hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la unidad habitacional La Margarita, por la posesión de espacios de venta en la vía pública de esa zona.


El conflicto dio inicio cuando la organización Doroteo Arango, liderada por Antonio Ordaz, llegó a los alrededores de la clínica y se instaló en las primeras horas de ayer, lo cual provocó de inmediato la inconformidad de la organización de Comerciantes Independientes de la 28 de Octubre, encabezados por Aída Vargas y Elvira Alcudia.


Por lo que minutos más tarde la organización Doroteo Arango mostró inconformidad y comenzaron a agredirse verbal y físicamente, hasta que elementos de la Policía Municipal llegaron al lugar para separarlos y restituir el orden a las afueras del nosocomio.


Antonio Ordaz explicó que en esta zona les otorgaron permiso a algunos de sus agremiados para vender sus productos, pero desde hace un par de días se han hecho presentes los de la otra organización, quienes insisten en ocupar los espacios: “La 28 de Octubre a donde llega quiere abarcar más espacios y más espacios, ustedes son testigos fieles que en el mes de octubre fuimos presa de un levantamiento, nosotros adoptamos las disposiciones de la autoridad”.


Asimismo durante la trifulca algunos de los comerciantes presumieron que inspectores del Departamento de Vía Pública habrían negociado con Antonio Ordaz su permanencia en la calle, ya que en el pasado lo hizo para obtener espacios en los hospitales de San José y San Alejandro.


Por su parte, el jefe del Departamento de Vía Pública de la Secretaría de Gobernación Municipal, Filiberto Salas Hernández, mencionó que desde muy temprano pidieron el apoyo de los elementos de la Policía Municipal para resguardar el lugar.


Exhortó a ambos líderes a que tengan prudencia y se realicen las mesas de diálogo para “limar asperezas” y evitar este tipo de conflictos.


“Nos encontramos desde muy temprano en lo que es la clínica de la unidad habitacional de La Margarita, para que las cosas no se salgan de control. Pedimos a las diversas organizaciones, a sus representantes, que la exigencia de sus demandas en ningún momento violente lo que es la ley, que no se violente el Estado de Derecho, pedimos prudencia”.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas