Puebla, el peor en impartición de justicia


Por tercer año consecutivo


En la imparcialidad en los procedimientos ocupa el último lugar y el lugar número 30 de 32 en autonomía de jueces y magistrados; el año pasado ocupó la posición 31o

 

Daniel Hernández Cruz

 

León Dumit Espinal, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, prefirió guardar silencio ante los pésimos resultados del Poder Judicial de Puebla, consecuencia de la evaluación hecha por la Asociación de Bancos de México (ABM), en coordinación con el ITAM, el Consejo Coordinador Financiero y Moody´s de México, quienes calificaron las peores entidades en materia de impartición de justicia.


De acuerdo con las evaluaciones realizadas en 2006, 2008 y 2009 de los indicadores de confiabilidad y desarrollo institucional local, ubican a Puebla como una de las peores entidades en materia de impartición de justicia, datos publicados ayer por el periodista Arturo Luna en su columna “Garganta Profunda”.


Las calificaciones respecto al trabajo de los jueces son de las más bajas del país, a pesar de que están catalogados como los mejores pagados y con las mejores condiciones de trabajo.


De acuerdo con el estudio, los procedimientos son lentos, poco confiables, sin calidad en las resoluciones y sin uniformidad de los criterios de los jueces.


Según la información publicada, se evaluaron los 31 estados del país y el Distrito Federal, el trabajo de los jueces locales tuvo los peores resultados, pues en la calidad de los juzgadores, la entidad ocupa el lugar 29 de 32 mismo lugar que obtuvo en 2008.


En calidad de las resoluciones ocupa el lugar 29 de los 32 evaluados, en materia de uniformidad de criterios está en el lugar 28 de 32.


Mientras que en la imparcialidad en los procedimientos ocupa el último lugar y el puesto número 30 de 32 en autonomía de jueces y magistrados; el año pasado ocupó la posición 31.


El lugar 21 de 32 en funcionamiento de los tribunales, de los 32 evaluados ocupa el número 25 en confiabilidad de los servicios periciales.


Puebla fue colocada en el lugar 27 en materia de controles y supervisión, y en el 28 en rapidez en cuanto a los procedimientos ejecutivos mercantiles.


Respecto a la velocidad con la que se resuelven los procedimientos, las calificaciones también son lastimosas: ocupa el número 20 de 32 en rapidez en los procedimientos ordinarios mercantiles, mientras que subió ocho lugares en 2008, está en el 28.


Respecto a la rapidez en los procedimientos hipotecarios ocupa el lugar 17 de 32. También obtuvo el último lugar en periodos de inactividad procesal imputables a la autoridad judicial.


En materia de ejecución tiene la posición 30 en la evolución de rapidez en los procedimientos de ejecución.
El 27 de 32 en duración de las diligencias de emplazamiento de las partes o terceros.


Respecto a la independencia obtuvo el lugar 26 de 32 en ejecución con independencia de presiones de las partes o terceros.


En contra parte, los jueces tienen las mejores condiciones de trabajo, a pesar de su pésimo desempeño; ocupa el primer lugar de las 32 entidades evaluadas en condiciones materiales de los juzgados. Así como la primera posición en condiciones materiales de las salas.


En la suficiencia de recursos humanos se encuentra por debajo de la media, ya que está situada en la posición 21 de los 32 estados calificados.


A la mitad de la tabla se encuentra con respecto a la existencia de medios de acceso electrónico a la información, en donde ocupa la posición 15.


Respecto a los salarios, se ubica en la posición 18 de 32, esto quiere decir que cayó cuatro lugares, pues en 2008 estaba situada en la posición 14.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas