Se deslinda El Clássico de trifulca entre clientes


El gerente del lugar dice que tienen una cámara de seguridad en la cual se grabó el incidente


Santiago Osuna dijo que se trató de dos grupos de jóvenes que tienen problemas personales, incluso ocho días antes tuvieron una riña en otro antro y que al encontrarse en El Clássico, el sábado pasado quisieron resolver el problema a golpes

 

Daniel Hernández Cruz

 

El gerente de El Clássico, Santiago Osuna, deslindó a su establecimiento de la trifulca entre clientes, que terminó con la lesión de un joven que se encuentra hospitalizado por inflamación cerebral, y cuyos agresores no han sido detenidos, ni siquiera llamados a declarar por los hechos.


Osuna explicó que como lo marca el Código Reglamentario Municipal, cuentan con cámara de seguridad en la que se registró el incidente.


Entrevistado, dijo que se trató de dos grupos de jóvenes que tienen problemas personales, que incluso ocho días antes tuvieron una riña en otro antro y que al encontrarse en El Clássico quisieron resolverlos a golpes.


Señaló que un amigo de Amin Salazar —quien aún se encuentra hospitalizado por la lesión provocada con una botella— se encaró cerca de los baños con Omar Forcelledo, aproximadamente a las 2 de la mañana, cuando el lugar empezaba a ser desalojado.


Mientras los jóvenes estaban a punto de agarrarse a golpes, intervino el personal de seguridad para evitar la pelea, a pesar de que los dos bandos se encontraban sumamente agresivos en contra de los empleados.


Dijo que los sujetos insistieron en golpearse, por lo tanto los encargados de seguridad del antro decidieron sacar a Omar Forcelledo por la puerta de servicio del lugar.


Una vez afuera, Forcelledo se comunicó con sus amigos y familiares que aún estaban en el lugar y que se retaban a golpes con Amin Salazar y su grupo.


Los familiares de Omar Forcelledo salieron del lugar. “Eso lo tenemos grabado en las cámaras de video vigilancia, todos se salieron por la puerta principal”.


Santiago Osuna agregó que intentaron detener a los otros jóvenes a fin de evitar una pelea, pero se pusieron sumamente agresivos y empezaron a atacar a los empleados del lugar, de modo que no les quedó más que dejarles libre el paso, además de que ya había pasado un buen rato de que había salido el primer grupo de rijosos.


Dijo que el personal de seguridad del antro pidió el apoyo de la Policía de San Andrés Cholula y la ambulancia en la que fue atendido Amin Salazar fue contratada por el establecimiento.


Dijo que ellos se mantuvieron adentro del lugar para resguardar la seguridad de sus clientes, por eso no se percataron exactamente de cómo ocurrieron los hechos.


Agregó que Omar Forcelledo ya estaba detenido, pero los policías municipales de San Andrés Cholula lo dejaron ir: “No sabemos qué pasó porque nosotros estábamos adentro, sólo sabemos que ya estaba detenido y llegó una persona adulta que no identifico, habló con los policías y después todos se fueron”.


Santiago Osuna señaló que a pesar de que hicieron todo lo posible para que los sujetos no se pelearan, serán multados por las autoridades del municipio de Puebla, pues el Coremun establece que los dueños del lugar tienen responsabilidad hasta que los clientes salgan del estacionamiento:


“Cumplimos con los requisitos de seguridad, instalamos cámaras, los videos están a disposición de las autoridades, tratamos de impedir que salieran del lugar, el joven que resultó lesionado fue atendido de inmediato y llamamos a las autoridades, ¿que más podemos hacer?”.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas