Golpea Ley de Arizona al turismo


Las operaciones de Aeroméxico han disminuido

 

Agencias

 

Las operaciones de Aeroméxico hacia Arizona, Estados Unidos, se han visto 'significativamente afectadas', luego de la aprobación de la Ley SB 1070 que criminaliza la inmigración ilegal, reconoció el director de la empresa, Andrés Conesa.


En conferencia de prensa, donde dio a conocer la puesta en marcha de nuevos productos de la aerolínea, el empresario señaló que Arizona se ha caracterizado por ser el estado donde se persigue con mayor rigidez la inmigración ilegal.


Aseguró que desde la semana pasada, cuando se aprobó la legislación en Arizona, que criminaliza la inmigración ilegal, se han reducido vuelos a Tucson y Phoenix.


Aunque no precisó cifras, el directivo destacó que la caída en el número de asientos de avión vendidos hacia ese estado de la Unión Americana es significativa y ello se debe al pésimo trato que se le da a los connacionales.


El tráfico aéreo hacia Arizona se verá sin duda afectado no sólo en Aeroméxico, sino en todas las aerolíneas que vuelan hacia allá, porque la dureza con que se persigue a los trabajadores, los ahuyenta, anticipó.


Por otra parte, Conesa Labastida aplaudió la medida anunciada recientemente por autoridades federales, que facilita la llegada a México de visitantes de otros países con sólo tener visa vigente emitida en Estados Unidos, aunque no tengan visa emitida por México.


Sostuvo que se trata de un mecanismo que facilitará, por ejemplo, la llegada de turistas de Brasil, donde sólo hay una instalación consular mexicana, pese al enorme territorio por cubrir, lo cual dificulta a los brasileños sacar visa mexicana.
En contraste, dijo, el requisito de visa para que los mexicanos viajen a Canadá, ha producido un efecto negativo en el turismo de aquí hacia allá.


Incluso, Aeroméxico se ha visto obligado a cancelar algunos vuelos, lo que demuestra que este tipo de medidas en el sentido de exigir visas, afecta negativamente el negocio turístico.

 

Avanza ley de
datos personales

 

Agencias

 

El Senado aprobó en comisiones la reforma a la Ley Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, para obligar a los tres Poderes de la Unión, organismos autónomos y dependencias a blindar las bases de datos personales de los ciudadanos y garantizar a los mexicanos el derecho constitucional a la protección de sus datos personales.


La Comisión de Gobernación, presidida por el senador priísta Jesús Murillo Karam, uno de los autores del proyecto, busca completar con este documento la minuta que recibió de la Cámara de Diputados sobre datos personales en posesión de particulares.


Una vez que el Pleno senatorial avale el proyecto, el IFAI será la autoridad encargada de vigilar y garantizar la protección de los datos personales.


Con esta reforma, los ciudadanos tendrán instrumentos para ejercer su derecho de acceso, rectificación e, incluso, cancelación cuando sus datos hayan dejado de ser necesarios para la finalidad prevista originalmente.


La nueva ley obliga a designar y transparentar en Internet el nombre, perfil y sueldo del responsable de las bases de datos personales en cada dependencia, quien será sancionado administrativamente por "usar, sustraer, divulgar o alterar, total o parcialmente" la información que tiene bajo su custodia.


A la sesión acudió la comisionada presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard, para asesorar técnicamente a los senadores y pulir la redacción.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas