Error de Otañez mata a Pericos


Pierde el primer juego de la final de la LMB ante Saltillo


Germán Reyes


Los Pericos de Puebla iniciaron con el pie izquierdo la Serie Bicentenario 2010 de la Liga Mexicana de Béisbol, pues perdieron el primer juego de la final seis carreras contra cinco por un error del ídolo de la afición poblana, Willis Otañez, quien dio pie a los Saraperos de Saltillo para que marcaran dos carreras en la novena entrada, lo que vaticinó el triunfo norteño.


El duelo en el estadio Hermanos Serdán se vio marcado por los errores cometidos por la novena verde, que llegó a ponerse en ventaja cinco carreras a dos, pero el manager del equipo, Alfonso “Houston” Jiménez, quiso comerse el partido de un solo bocado y terminó por costarle el encuentro a su equipo.


La casa de los Pericos lucía como el marco esplendoroso de lo que podría ser una gran noche para los emplumados, ya que no quedaron lugares vacíos en el inmueble y el transcurso del partido hasta la octava entrada prometía un buen arranque.


Saltillo pegó primero en el partido luego de un error del pitcher abridor de los poblanos, Omar Espinoza, quien permitió que Gabriel Martínez se colocara en la antesala y fuera remolcado por José Rodríguez, quien conectó un doble y puso la pizarra a favor de los Saraperos.


Los de la novena verde respondieron hasta la parte baja del segundo episodio vía jonrón solitario de René Reyes. Una entrada después, Luis Mauricio Suárez se encargó de acarrear la carrera del empate de los emplumados tras pegar un hit.
Posteriormente, los poblanos consiguieron un rally de tres carreras iniciado por César Tapia, seguido por Valentín Gámez que se colocó en base con un infield hit, y finalmente Iván Cervantes mandó la pelota a la tribuna con un sólido batazo al jardín izquierdo para que Pericos tomara la ventaja 5-2.


Saltillo se acercó en la pizarra con un triple de Willie Romero por el jardín central y después llegó a home gracias a un batazo de José Rodríguez para poner el juego 5-4 en la séptima entrada.


Sin embargo, la parte alta del noveno rollo resultó fatídica para los poblanos, y es que Alfonso “Houston” Jiménez realizó un cambio en la primera base y mandó al diamante a Willis Otáñez, quien reaparecía luego de quedar fuera de los playoffs por lesión, decisión que costó el juego.


Refugio Cervantes conectó una bola sencilla que parecía ideal para que Otañez consumara la doble matanza, pero envió un tiro descompuesto a segunda base que siguió por jardín izquierdo y permitió que Romero llegara a la registradora para emparejar el juego, y más tarde un elevado de sacrificio Christian Presichi puso la carrera de la victoria para los de Saltillo.
Con el triunfo, los Saraperos toman ventaja de 1-0 en la serie final de la Liga Mexicana de Beisbol, victoria que fue para el pitcher Cecilio Garibaldi, mientras que la derrota correspondió al cerrador de los Pericos de Puebla, Luis Ramírez.


Hoy por la tarde se reanudará la serie con el segundo juego, en donde el pitcher abridor de los emplumados será Guadalupe Pérez, quien enfrentará a Héctor Daniel Rodríguez.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas