Rechazan becas reprobados de la UAP


Los recursos fueron ofrecidos a quienes no consiguieron un lugar en la universidad pública


Cada una de las 3 mil becas ofrecidas por las instituciones incorporadas a la UAP abarca un semestre —aunque el modelo de la UAP es cuatrimestral—, explicó el representante del Sistema de Educación Superior Incorporado a la UAP


Miguel Ángel Cordero

 

Mil 600 becas ofertadas por las escuelas incorporadas a la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) fueron rechazadas por los jóvenes que no alcanzaron el puntaje necesario para ingresar a la Máxima Casa de Estudios. En contraste, las protestas de los no aceptados contra las autoridades universitarias continúan.


Julia Hernández Álvarez, representante del Sistema de Educación Superior Incorporado a la UAP (Sesibuap), informó que cada una de las 3 mil becas ofrecidas por las instituciones incorporadas a la UAP abarca un semestre —aunque el modelo de la UAP es cuatrimestral—.


Explicó que el apoyo sólo es ofrecido si el estudiante no reprueba ninguna materia y obtiene un promedio de 8.5 de calificación; durante sus cursos de otoño tiene la oportunidad de renovar la beca.


En tanto, en la Casa de la Juventud Poblana se ofrecieron 20 mil becas que van del 20 al 50 por ciento para ingresar a la Universidad Madero, la Universidad del Valle de Puebla, el Instituto de Ciencias Jurídicas, el Centro de Estudios Intensivos, la Escuela de Comunicación y Ciencias Humanas, la Universidad de los Ángeles, el Instituto Angloamericano, y el Instituto Culinario de México, entre otras.


Algunas de las universidades e instituciones de educación superior que expusieron sus programas en la Casa de la Juventud forman parte de una agrupación que hasta hace meses presidió Enrique Crispín Campos, exaspirante a la alcaldía de Puebla e integrante de la fórmula monterista a la Presidencia Municipal.


Mientras estas becas eran repartidas, cien jóvenes se plantaron en el zócalo de la ciudad parar exigir a las autoridades universitarias la apertura de más espacios en la Máxima Casa de Estudios.


Sobre las becas ofrecidas por la UAP, los inconformes dijeron que éstas son falsas, pues “tiempo después los alumnos tienen que pagar”.


El pretexto de los estudiantes que no consiguieron el puntaje mínimo requerido es que tienen derecho a un lugar en la Universidad porque “pagan impuestos”.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas