CMIC se retracta; sí habrá obras inconclusas


Aunque ayer el gobernador Mario Marín prometió que no dejará obras pendientes ni adeudos


El plazo para la entrega de edificaciones puede ser perjudicado por la temporada de lluvias, dijo Claudio Valdés García Teruel, y agregó que la próxima administración podría concluir las obras si éstas tienen el recurso asegurado


Miguel Ángel Cordero


Mario Marín Torres podría entregar obras inconclusas en su sexenio, advirtió el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Claudio Valdés García Teruel.


El empresario manifestó que el plazo para la entrega de edificaciones puede ser perjudicado por la temporada de lluvias. Aunque abrió la posibilidad de retraso, dijo que la próxima administración podría concluir las obras si éstas tienen el recurso asegurado.


La declaración del líder constructor contrasta con la manifestada ayer por el gobernador Mario Marín, quien prometió no dejar obras pendientes ni adeudos.


Claudio Valdés García Teruel dijo que como el dinero para las edificaciones ya ha sido etiquetado, “no pasará nada” y las obras serán terminadas por la siguiente administración.


“Hay muchas obras que se están licitando apenas; la temporada de lluvias también influye y pues es posible que algunas no se concluyan, pero no pasa nada, si se tiene el recurso asegurado las terminarán en la siguiente administración”, comentó.


El presidente de la CMIC explicó que el riesgo radica en que hay obras que apenas están en proceso de licitación por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública (Seduop), como el caso de la remodelación de las calles del cerro de Loreto y Guadalupe, y un camino de Acatlán a Huajuapan de León.


Por ello, al final de la administración marinista podrían quedar algunas obras inconclusas y éstas deberán ser concluidas en el próximo sexenio.


Explicó que hay obras cuyos constructores apenas están en proceso de presentar los proyectos a la Seduop. Los funcionarios de tal dependencia les están pidiendo a las constructoras tener alrededor de 35 millones de pesos de capital contable.


La posibilidad de que la actual administración deje obras inconclusas contrasta de manera directa con las declaraciones del presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Eduardo Correa Abreu.


El miércoles, durante el discurso que ofreció en la inauguración de la Expo Construcción, Eduardo Correa Abreu agradeció el apoyo que le ha dado el actual mandatario a los trabajadores de la construcción de dicha Cámara, e insistió en que “el Gobierno del estado les ha apoyado” y por ello mantendrán el trabajo en el gremio.


Además de que el dirigente nacional de la CMIC se desvivió en elogios para el gobernador, confió en la promesa del mandatario de que no habrá obras pendientes ni deudas con los constructores: “Sólo así se puede construir con calidad de vida”.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas