El 16, Darío López irá a la Corte de EU


Ahí conocerá a detalle la acusación en su contra por parte de la DEA; reveló a CAMBIO su abogado David Raben


Daniel Hernández Cruz

 

El próximo lunes 16 de agosto Darío López Fernández tendrá su primera audiencia ante la Corte de Nueva Cork, en la que el empresario poblano conocerá a detalle la acusación de la DEA sobre lavado de dinero. En la misma audiencia, su abogado defensor solicitará la libertad bajo fianza para su cliente, e informó que por el momento no se han congelado cuentas ni asegurado bienes del detenido ni de sus familiares.


En entrevista exclusiva para CAMBIO, el abogado defensor David Raben, del despacho Miami Criminal Lawyers, señaló que en la audiencia solicitarán la libertad bajo fianza para que Darío López pueda radicar en el sur de Florida, en donde se encuentra su familia; sin embargo, reconoció que hay pocas posibilidades de que sea otorgada.


En entrevista telefónica explicó que el proceso se encuentra en una fase preliminar, por lo que hasta ahora no se ha ordenado el aseguramiento de propiedades o cuentas bancarias de López Fernández o sus familiares.


Señaló que hasta el momento el fiscal de Distrito de Estados Unidos no ha comprobado los vínculos con el exalcalde de Izúcar de Matamoros, Rubén Gil Campos, preso desde el 2008 en ese país por los delitos de conspiración, venta y distribución de cocaína.


López Fernández fue detenido el 19 de julio pasado en Florida cuando regresaba de un viaje con su familia.


El integrante del Comité de Financiamiento de la campaña zavalista a la gubernatura, es acusado de los cargos de conspiración, distribución y venta de cinco kilos de cocaína.


El socio de López Fernández, Rubén Gil Campos, fue detenido en marzo de 2008 acusado de trasladar 11 kilos de cocaína pura a la ciudad de Nueva York, para lo que utilizó su empresa de fletes y mudanzas Gil Moving & Storage.


Conocido como “El Padrino” o “El Gavilán”, era buscado desde 2005 por las autoridades norteamericanas, de acuerdo a documentos de la corte de Nueva York, a donde fue trasladado para ser juzgado por los cargos de narcotráfico.


El exedil fue detenido en compañía de su esposa y de su amigo y socio, Carlos Olamendi. Actualmente Gil Campos busca un arreglo con la fiscalía para evitar el juicio en su contra.


De acuerdo con las investigaciones del proceso 1:09-CR-00735-VM radicado en el Distrito Sur de Nueva York, López Fernández trató de distribuir cinco kilos de cocaína. La investigación hecha por agentes de la DEA reveló que habría hecho una transferencia de 490 mil dólares para la compra de 23 kilos de cocaína a un cómplice cuyo nombre no ha sido revelado.


De acuerdo con versiones periodísticas, el dinero pudo haber sido enviado a Rubén Gil Campos, quien en 2008 recibió 3 millones de pesos como pago por la supuesta venta de un terreno ubicado en la Mixteca poblana.


El abogado confió en que podrán comprobar el origen de los recursos y que no se ocuparon para actividades ilícitas.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas