Manda Marín al caño a los desleales


El Centro Expositor y el Periférico serán sus prioridades


“No estaré solo en lo que resta del gobierno y lo otro, las deslealtades, que se vayan por un caño”, aseguró el mandatario estatal en una entrevista con Enrique Montero


Miguel Ángel Cordero


Luego de la debacle tricolor del 4 de julio, en la que el PRI perdió después de haber gobernador por 80 años Puebla, Mario Marín Torres mandó “al caño” a los desleales, pues aseguró que al término de su sexenio no estará solo.


Entrevistado por Enrique Montero Ponce, presidente de Grupo Tribuna, el mandatario estatal respondió: “No estaré solo en lo que resta del gobierno y lo otro, las deslealtades, que se vayan por un caño”, esto cuando el locutor más antiguo de Puebla le cuestionó: ¿Sientes la soledad inevitable, con deslealtades que nunca faltan?”.


El mandatario agregó que las derrotas duelen y la adrenalina sube al máximo: “Escucha y lee uno cosas desagradables. Pero el tiempo es el mejor aliado en estos casos. Digerí la derrota y pienso en lo que sigue”.


En la misma charla, el gobernador informó además que ya superó la derrota y que incluso prepara una entrega-recepción tranquila y transparente, en la cual el mandatario entrante determinará el presupuesto de 2011. Asimismo, agregó que se reunirá a mediados de este mes con el mandatario entrante y un testigo de calidad.


“Meneses y Manzanilla dialogan sobre el presupuesto. Corre por nuestra cuenta, pero será Moreno Valle Rosas el que lo ejerza. Se hará cómo él lo pida. Lo que sea en beneficio de Puebla, adelante. Ningún obstáculo. Al contrario, toda la buena disposición”.


Marín Torres anunció que sus principales responsabilidades al final de sexenio son terminar el Periférico y el Centro Expositor, donde presentará su último informe de labores. Sobre La Célula señaló que está lista, pero falta que los empresarios la aprovechen, ya que la crisis afectó. “Dicen algunos que La Célula está en el abandono. Mentira”.


El gobernador negó tener candidato para la presidencia del partido y, adelantando la visita de un delegado especial que sancionará la elección interna del dirigente estatal del PRI, prometió confiabilidad en la imparcialidad.


El mandatario informó que a los integrantes de su gabinete les pidió desde el año pasado que cuidaran sus cuentas, porque la administración entrante “lo revisaría todo”.


Adelantó que después del 15 de febrero reabrirá su notaría, pues dijo que trabajo nunca le faltó. Además, dejará Casa Puebla en diciembre o antes “para que el nuevo gobernador la prepare a su gusto”.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas