Hace mutis la UAP ante declaraciones de Doger


La abogada de la Máxima Casa de Estudios se limitó a referir que continúa el proceso administrativo contra Chávez y Lavadié


Miguel Ángel Cordero


Enrique Agüera Ibáñez hizo mutis ante el reto que le lanzó su tocayo Enrique Doger Guerrero de hacer públicas sus declaraciones patrimoniales desde 1997, pues envió a la abogada María Esther Gámez a fijar una postura en la que se deslinda por completo de las denuncias e investigación que son dirigidas únicamente contra Fernando Juárez Labadié y Enrique Chávez Estudillo, en su papel de trabajadores de la institución.


Ayer, la abogada general manifestó que la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) no responderá de manera directa a las declaraciones que hizo ayer Enrique Doger Guerrero. Empero, insistió en que continúan los procedimientos administrativos contra Enrique Chávez Estudillo y Fernando Juárez Labadié.


A través de una conferencia de prensa, convocada en respuesta a la que organizó el expresidente municipal de Puebla, la abogada general dijo que aunque “son debatibles” los argumentos de Doger Guerrero, no se contestarán de manera directa tales señalamientos.


Empero, reiteró que los procedimientos administrativos contra Chávez Estudillo y Fernando Juárez Labadié continúan. Al respecto, agregó que la mañana de ayer Enrique Agüera Ibáñez ratificó la denuncia acompañado de estudiantes y docentes.


“El procedimiento penal por difamación y calumnia debe ser presentado de manera particular por el rector de la Universidad —dijo Gámez— pues aunque las declaraciones del antecesor de Agüera Ibáñez atentan contra el honor del rector, es él quien debe inconformarse ante autoridades judiciales”.


Sobre la petición que hizo Doger Guerrero al Consejo Universitario a que lo llame a comparecer y en dicha presentación explique los motivos del enfrentamiento que mantiene contra Agüera Ibáñez, la abogada general dijo que los estatutos no le facultan al exalcalde para citar al Consejo.


Cuando se le cuestionó sobre otras declaraciones que hizo Doger Guerrero, como la acusación de que Enrique Agüera pagaría una posible querella con dinero de la Universidad, Gámez insistió en que tales comentarios no tienen nada que ver con el procedimiento administrativo que se sigue.


La mayor parte de la rueda de prensa se concentró en un recuento del enfrentamiento Doger-Agüera, desde la publicación que el universitario José Marún Ibarra Doger hizo bajo supuestas presiones de Juárez Labadié, hasta las “cartas en el asunto” que tomará la Universidad.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas