Autogol de Monterrey da triunfo a Santos


Al final el marcador queda 3 a 2


La vehemencia y el ímpetu sobrevinieron por parte de los dos equipos tan pronto Marco Rodríguez sonó su silbato


Agencias


El autogol de Duilio Davino arranca ilusiones en La Comarca. Parece ser el preludio que destrozará la maldición de Rubén Omar Romano con tres finales perdidas en su haber, pero Monterrey tendrá la última palabra; ayer fue un rival que vendió cara la derrota en un primer capítulo de la serie por el título que no decepcionó.


La vehemencia y el ímpetu sobrevinieron por parte de los dos equipos tan pronto Marco Rodríguez sonó su silbato, y si muchos esperaban que Monterrey cediera espacio a la especulación, también trató de ir al frente a carcomer al rival y tuvo la primera de gol del partido vía Humberto Suazo, quien no pudo darle a su remate frente al arco la potencia necesaria.


Un yerro de Oswaldo Sánchez, al dejar el esférico a la deriva después de darse cuenta que ya se le había acabado el límite del área, fue otra acción del visitante para romper el cero, pero Lacerda fue inteligente y cubrió el marco desprotegido de su arquero tras el tiro de Aldo de Nigris. El reloj no rebasaba los diez minutos y Santos a través de un tiro de larga distancia de Torres, que Orozco sacó de un manotazo, pasó lista a la agresividad mutua.


Los Guerreros comenzaron paulatinamente a poner la balanza de su lado, ganaron más pelotas en el medio campo y así se acercaron a la primera anotación del partido. Christian Benítez controló en tres cuartos de cancha y filtró pase medido a Iván Estrada que, haciendo respetar la esencia de línea de cinco profesada por su técnico, de carrilero se incorporó al frente y en el área terminó fusilando al cancerbero regiomontano.


Santos se va con el festejo de su afición que ya siente el título, ha dado el primer golpe de la final, aunque el global (3-2) no marca una eliminatoria sentenciada.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas