Salomón Jauli, el papá de los maratones


1981 participó por primera vez en este deporte


Agencias


El legado más importante de Salomón Jauli en materia deportiva es la implementación del Maratón Internacional de Puebla, el cual se celebra desde 1981, en el que logró la participación de 300 mil personas y cuyo éxito le abrió las puertas en la vida política de la entidad como secretario de Turismo.


Son varias las cosas que logró el exdirector del Instituto Poblano del Deporte en su estancia en cargos políticos y deportivos a lo largo de sus 61 años de vida, y entre ellos estuvo la creación del máximo evento deportivo y masivo de la ciudad.


Bajo la idea de incentivar a la sociedad poblana a la práctica del deporte, Salomón Jauli tuvo la visión en 1981 de crear un maratón como parte de una estrategia publicitaria del banco en el que en aquel entonces laboraba, sin imaginar que posteriormente se convertiría en todo un legado.


Así, fue durante la gubernatura de Guillermo Jiménez Morales que el Maratón de Puebla vio la luz por primera ocasión, mismo que Salomón Jauli recordaba en una entrevista a CAMBIO en 2008.


“En 1981 reuní a 300 mil personas para el primer Maratón de Puebla. El gobernador Jiménez Morales estaba tan impresionado que preguntó: ‘¿Quién hizo esto? ¿Quién trajo a toda esta gente?’. Yo era un escuincle y a la siguiente semana me dijo: ‘Tú eres el nuevo secretario de Turismo’”, mencionó.


Años después, el Maratón de Puebla se convirtió en toda una tradición en la ciudad y en uno de los más importantes a nivel nacional: “Soy el papá de los maratones, José Ramón Fernández me ayudó. Mi sueño era que toda la gente dejara de fumar, ése era mi objetivo. Hice el maratón cuando era un simple empleado de un banco, como una campaña de promoción para el banco en 1980. Fue uno de los más grandes maratones del país. Soy maratonista antes que nadador”.


El Maratón de Puebla logró reunir a 40 mil competidores durante su primer recorrido en 1981 y se consolidó durante los siguientes seis años como uno de los más relevantes en la República Mexicana, pero en 1987 quedó en el olvido momentáneamente.


Fue para 1993 cuando se retomó el evento, pero cambiando de nombre y denominándose “Maratón de la Hermandad”, durante la gestión de Manuel Bartlett Díaz, gobernador que lo nombró director del Instituto Poblano del Deporte; sin embargo, el Maratón duró únicamente hasta finalizar el sexenio.


De tal manera, y tras una larga ausencia, fue hasta el año 2005 cuando Mario Marín Torres se convirtió en gobernador de Puebla, quien nombró por segunda ocasión a Salomón Jauli como director del Instituto Poblano del Deporte, y fue entonces que retomó la tradición del Maratón Internacional de Puebla, aunque no logró reunir la misma cantidad de competidores que en su primera edición.


Pensando en hacer más atractiva la justa deportiva, Jauli y su equipo de trabajo implementaron tres categorías más al Maratón, la de 5, 10 y 21 kilómetros, además de modificar su recorrido, colocando una de las metas en Atlixco, Puebla.


Tal fue el éxito del evento que el Instituto Poblano del Deporte firmó un convenio con la armadora alemana Volkswagen, que ingresó como patrocinador, situación que trajo consigo una mayor respuesta de los deportistas, llegando a 35 mil, convirtiéndose en la segunda cifra de participación más alta desde 1981.


El trabajo de Salomón Jauli a lo largo de los 20 años de historia del Maratón quedó coronado el pasado 28 de noviembre durante la realización de la edición Bicentenario de la justa deportiva que, aun sin la presencia de su creador, alcanzó la participación de 40 mil participantes.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas