Cuatros reos se fugan del penal para menores


Están acusados de los delitos de secuestro, homicidio, portación de arma y robo calificado


El acto se dio durante la madrugada del viernes y debieron haber hecho ruido, del que no reportó nada ninguno de los elementos


Daniel Hernández Cruz


La madrugada del viernes cuatro menores se escaparon del Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA), sin que hasta el momento hayan podido ser recapturados. La Procuraduría General de Justicia llamó a declarar a los custodios para determinar su responsabilidad.


Los menores que escaparon están acusados de los delitos de secuestro, homicidio, portación de arma y robo calificado.


Los fugados fueron identificados y uno de ellos se fugó el año pasado y recapturado un mes después. Se trata de Armando Xoalpa Sánchez, de 17 años de edad, originario de Tlatlauquitepec, y está acusado del delito de robo calificado y fue ingresado el 23 de mayo de 2008; sin embargo, en enero del año pasado escapó del penal y fue detenido nuevamente el 12 de febrero pasado.


Sus compañeros de fuga son Ismael Flores Morales, originario de San Martín Texmelucan, acusado del delito de secuestro e ingresado el 12 de septiembre de 2008.


Carlos Sánchez Mejía, acusado de robo calificado y homicidio en el municipio de San Martín Texmelucan e ingresado el 28 de octubre de 2008. Y por último, Eduardo García Cervantes, quien fue detenido por portación de arma e instrumento prohibido y fue ingresado desde el 28 de octubre de 2008.


Al lugar de los hechos llegó el secretario de Seguridad Pública, Mario Ayón Rodríguez, quien señaló que habrá una investigación, pues consideró que podría existir contubernio o negligencia por parte de los custodios:


“Desde mi propia apreciación, o es un descuido absoluto de los custodios que estaban de servicio, que son 22 por turno, o bien hubo contubernio, porque se fugaron por un lugar ubicado en el último piso, por un baño, y ese baño da a un sótano y el sótano llega a un boiler, en el boiler, como son delgados, subieron, forzaron un candado y se fueron”.


La fuga se dio durante la madrugada y debieron haber hecho ruido, del que no reportó nada ninguno de los elementos.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas