Festeja Meneses que RMV no heredará deuda del ISR


Esto tras la resolución del Gobierno federal de condonar el adeudo


Elvia García Huerta


Valentín Meneses Rojas, titular de la Secretaría de Gobernación en la entidad, festejó que Rafael Moreno Valle Rosas tome protesta como gobernador sin ningún pasivo heredado de la administración marinista, pese a que Antonio Gali Fayad, delegado regional del Sistema de Administración Tributaria (SAT), afirmara que la resolución con el SAT será uno de los pendientes que tendrá que resolver la gestión morenovallista.


Lo anterior luego de que el pasado lunes el Gobierno federal anunciara que condonaría al Gobierno de Puebla el adeudo por 3 mil 500 millones de pesos por concepto de retenciones no gravadas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los ingresos ordinarios y extraordinarios de los funcionarios y trabajadores de la administración estatal. Sin embargo, tras esta información Gali Fayad explicó que será la administración de Moreno Valle Rosas la encargada de renegociar el pasivo que heredará del gobierno de Marín Torres. Por tal razón, Meneses Rojas desmintió que la gestión panista vaya a tener algún problema en este sentido.


Detalló que la administración panista deberá suscribir el convenio con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y pagar el ISR del 2011 para lograr la condonación del 2006; después pagar puntualmente el 2012 y lograr la exención del 2007, y así sucesivamente hasta emparejar el problema de la recaudación del impuesto que se descuenta a los burócratas.


En entrevista, Meneses Rojas calificó como positivo esta decisión, pues aseveró que la próxima administración comenzará con cero adeudos en cuanto a este impuesto: “Lo cual es positivo, que estén saneadas las finanzas del estado”.


Asimismo, explicó que la condenación forma parte de las estrategias que implementa el Gobierno federal a través del SAT en todos los estados del país, y que se realiza cada seis años para realizar un barrido de las finanzas públicas, específicamente a este tipo de cuentas.


Por su parte, el secretario de Finanzas y Administración, Gerardo Pérez Salazar, confirmó que el Gobierno estatal adeuda 3 mil 500 millones de pesos por concepto del pago del ISR; no obstante, justificó el atraso, al admitir que en el sexenio no se retuvo el recurso.


Pérez Salazar sentenció que esta falta de retención del impuesto al que están obligados los gobiernos con el SAT es simplemente porque en ningún sexenio conocido se absorbía este recurso, por lo tanto, nunca se tuvo interés en pagarlo.


“No es que nos lo hayamos quedado (el dinero), sino que no se hizo la retención, entonces el dinero ahí está, no se lo quedó nadie, no se hizo la retención porque así se venía pagando desde hace muchísimos años”. Por ello, señaló que el gobierno que encabeza Marín Torres no fue la excepción, “y como nunca se lo exigieron, pues simplemente no se descontó”, finalizó.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas