Cae el PIB 8.3 por ciento


Poblanos perderán casi la mitad de su salario en impuestos


El panorama es devastador para los habitantes de la cuarta entidad más poblada del país, considerando que el salario mínimo sólo creció un peso con 55 centavos en la zona C, que la inflación cerrará en la “cuesta de enero” a 4.85 por ciento y que la recuperación económica demorará hasta 2011

 

Miguel Ángel Cordero

 

La catástrofe económica nacional del 2009 arrastró a la economía poblana a una caída pronuncia del 8.3 por ciento del Producto Interno Bruto respecto del año anterior. Comparativamente hablando, el manejo de la economía local fue peor que la realizada por el presidente Calderón, ya que a nivel nacional la caída del PIB alcanzó los siete puntos porcentuales, daño superior al de la crisis bancaria de 1995-1996.


La caída económica del estado de 8.3 por ciento significa que la producción se contrajo a índices similares de hace tres años, al obtener 361 mil 857 millones de pesos. A pesar de la catástrofe, ninguno de los secretarios del ramo, José Antonio López Malo o Pericles Olivares Flores, han realizado pronunciamiento alguno, y tampoco se ha diseñado un programa para el relanzamiento de inversiones o apoyo a empresarios en riesgo de quiebra.


La caída económica demostrada en el descenso del PIB implica un panorama devastador para los habitantes de la cuarta entidad más poblada del país, considerando que el salario mínimo sólo creció un peso con 55 centavos para la zona C, que la inflación cerrará en el 2010 en el promedio del 4.85 por ciento y que la recuperación económica demorará hasta 2011, según estimaciones del Banco de México.


Aunque el PIB sostuvo un crecimiento sostenido desde 2005, en 2009 la caída fue superior a la del resto del país perjudicando a los habitantes de Puebla, que por la avalancha de impuestos erogará cerca de 40 por ciento de sus ingresos en impuestos.


Alrededor de 2.4 millones de poblanos enfrentarán uno de los mayores incrementos de impuestos y pago de servicios en la historia del país, pues el 40 por ciento de su ingreso mensual quedará, en el mejor de los casos, en las arcas del gobierno. El resto de los recursos del ciudadano común se despilfarrará en el pago de los consumos de la vida diaria.


Según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Información (INEGI), de los 4 millones de poblanos en edad laboral, 2.4 millones integran la Población Económicamente Activa (PEA), la cual será la principal afectada por la avalancha de impuestos.


De acuerdo a un recuento efectuado por Cambio, el poblano promedio —integrado en estos 2.4 millones de personas— destinará 3 mil 150 pesos a gastos por pago de impuestos, de los 6 mil 300 que según el IMSS percibe la media de los habitantes de la entidad cada 30 días.


Según los cálculos del Colegio de Contadores, el 40 por ciento de las percepciones económicas será destinado a impuestos como al Valor Agregado, Sobre la Renta, Tenencia y Predial, entre otros muchos, pues tan sólo del IVA tendrán que erogar 16 por ciento de lo que ganan.


En Puebla, estos son los incrementos presupuestales de gastos del ciudadano común: uno por ciento más de IVA, tres por ciento de telecomunicaciones, 2.7 por ciento de predial, 41 por ciento de la tortilla, 9.8 por ciento de gasolina más el uno por ciento en 14 días, 4.21 por ciento de electricidad, 0.87 por ciento educación y 0.41 por ciento esparcimiento.


Un estudio comparativo efectuado por el diario nacional Reforma establece que alimentos básicos, como tortilla, agua, leche y sus derivados, fueron reetiquetados el fin de semana, de acuerdo con un comparativo de tickets de compra en tiendas de autoservicio.


En la publicación se presenta que, por ejemplo, la crema entera de la marca Lala, con 450 gramos, pasó de 12 a 14.70 pesos.


La embotelladora FEMSA informó en las últimas semanas de diciembre que las bebidas tendrían que subir de precio de acuerdo con la inflación, porque las presiones del azúcar afectaron sus costos.

 

Puebla, la segunda ciudad más cara del país

 

La difícil situación económica en la entidad no es antigua. Durante los primeros meses de 2009 Puebla fue una de las diez ciudades más caras a nivel nacional. Con ello, Puebla se ubicó en el lugar número 31 en el costo de sus artículos de las 46 metrópolis que mide el Banco de México.


En entrevista anterior, Francisco Romero Serrano, el presidente del Colegio de Contadores del estado de Puebla, informó que el poder adquisitivo de las personas disminuirá por el incremento de gravámenes, como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 16 por ciento; la inflación; la disminución de la competitividad; y la pérdida de 200 mil empleos a nivel nacional.


Agregó que 2010 será un año complicado, ya que no se aprecian acciones concretas para impulsar la recuperación de la economía. Para este año la economía mexicana cerrará con una caída del ocho por ciento y para el próximo apenas habrá un crecimiento entre uno y tres puntos porcentuales.


De acuerdo a datos de la Facultad de Economía de la UNAM, al finalizar 2010 los mexicanos han perdido 51 por ciento del poder adquisitivo desde que Felipe Calderón es presidente de México. Según ese estudio, en los primeros 17 meses de gobierno calderonista la merma del poder adquisitivo era similar a la que se dio durante todo el sexenio de Fox, y para finales de 2009 superaba 41 por ciento, según el PT y Convergencia.


En la primera quincena de diciembre los precios de los productos en la capital de Puebla se incrementaron 0.39 por ciento, de acuerdo al informe del Banco de México (Banxico), siendo la segunda metrópoli con mayor inflación a nivel nacional, después de Colima.


Sin embargo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC,) acumulado a la primera quincena de diciembre del año pasado, es del 2.92 por ciento, siendo menor al promedio del país que es del 3.60 por ciento.


Desde esta semana, la Secretaría de Finanzas y Administración ha incrementado los impuestos locales —entre ellos tenencia— 5.44 por ciento, basándose en la actualización de la inflación de la ciudad de Puebla en contraposición al primer semestre de 2009.


Como parte del nuevo tabulador fiscal, las tarifas del Impuesto Estatal Sobre Tenencia o Uso de Vehículos se actualizarán con el mismo índice inflacionario y el ajuste al múltiplo inmediato superior de cinco pesos, con el pretexto de que de ésta forma se facilita el cobro a los usuarios.


El planteamiento de la Ley de Ingresos de Puebla señala que la situación para el presente ejercicio fiscal se muestra “precaria e inestable” y prevé una recuperación económica hasta el segundo semestre del año.


Sólo la adquisición y Construcción de Viviendas mostró una reducción de entre 25 y 75 por ciento, según el valor de la vivienda, esto por el pago de derechos relacionados con la adquisición de inmuebles, hipotecas, contratos de crédito, garantía hipotecaria y la cancelación de los mismos.

 

AUMENTO A IMPUESTOS

IMPUESTO

INCREMENTO

IVA

1 %

Tenencia

5.44 %

Servicios

6 %

Predial

2.7 %

 

AUMENTO A GASTOS

GASTOS

INCREMENTO

Tortilla

41 %

Gasolina

9.8 %

Electricidad

4.21 %

Educación

0.87 %

Esparcimiento

0.21 %

Transporte Público (si sube a siete pesos)

40 %

 

¿En qué gasta el ciudadano común?
INGRESOS
Al mes: 6 mil 300 pesos
EGRESOS
Impuestos: 40 por ciento
3 mil 150, una quincena, pierde por gravámenes

El conteo no incluye estos gastos: electricidad, educación, esparcimiento y transporte público.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas