Aumenta la cartera vencida de los tarjetahabientes


Ana de la Fuente

 

Aumentó la cartera vencida de los tarjetahabientes poblanos hasta en un 13 por ciento, así lo dio a conocer el representante de la Asociación de Bancos en Puebla, Antonio Vásquez.


El retraso en los pagos mensuales a las diferentes asociaciones crediticias o bancarias repercute nuevamente en el titular del crédito y no sólo por la información que se publique en el Buró de Crédito, sino también por los intereses moratorios que terminan por duplicar o hasta triplicar el monto de la deuda original.


Hasta el momento el porcentaje de morosos en la entidad se encuentra dos puntos porcentuales por debajo de la media nacional; el asunto refleja la falta de liquidez y la problemática económica que los poblanos actualmente están padeciendo.


Aunque diversos especialistas advirtieron en el último mes del año 2009 de las consecuencias de utilizar el dinero plástico de forma desmedida, al menos uno de cada cuatro patrones tuvo que recurrir a las tarjetas de crédito para cumplir con el pago de aguinaldos, lo que aunado al cobro de interese ha producido que un gran sector de los tarjetahabientes dejen de hacer sus pagos a tiempo. 


El representante banquero señaló que durante el 2009 las instituciones redujeron la cantidad de financiamientos aprobados principalmente en los rubros de créditos al consumo, como el sector automotriz e hipotecario; sin embargo, espera que durante este año los bancos liberen una mayor cantidad de créditos.


Al respecto la calificadora Moody’s señaló en un informe: “La perspectiva para la tendencia crediticia del sistema bancario mexicano es negativa, aunque las instituciones financieras del país se encuentran bastante líquidas, con buenas reservas y una amplia capitalización”.


Exclusivamente en lo referente al otorgamiento de tarjetas de crédito, en 2008, la banca otorgaba al mes 27 mil tarjetas, mientras que el año pasado sólo se recibieron 23 mil nuevos plásticos por los consumidores.

 

Las 4 mil tarjetas mensuales que no han sido recibidas o que en algunos casos han sido canceladas para no seguirse endeudando, se debe en gran parte al miedo que tiene la gente principalmente por los intereses además de la caída del poder adquisitivo.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas