Montero Serrano rinde cuentas ante el Pleno


Inician comparecencias en el Congreso del Estado


Aunque todo el año estuvo plagado de eventos vinculados con el crimen organizado, en distintas ocasiones el secretario Montero los calificó como “hechos aislados”

 

Miguel Ángel Cordero / Daniel Hernández Cruz

 

El secretario de Gobernación, Mario Montero Serrano, presentará su comparecencia hoy ante el pleno del Congreso del Estado, en vísperas de su precandidatura a la alcaldía y, enfrentando, como principal lastre, la presencia del crimen organizado, sobre todo el tema de Arturo Beltrán Leyva.


El jefe del gabinete estatal abre el periodo de comparecencias, con el peso de que 2009 se convirtió en el año en que el crimen organizado dejó su más grande manifestación en la entidad: la presencia de Arturo Beltrán Leyva y la macrobalacera en la zona de Forjadores.


El evento criminal más recordado y cercano fue el ocurrido en diciembre, cuando hubo un tiroteo por toda la zona limítrofe a plena luz del día, que se desató al perseguir a uno de los grandes capos del narcotráfico en el país, “El Jefe de Jefes”.


Aunque todo el año estuvo plagado de eventos vinculados con el crimen organizado, en distintas ocasiones el secretario Montero los calificó como “hechos aislados”. Además, dijo que la cercanía de Puebla con otras entidades es la razón por la que existen grupos de delincuentes en la entidad.


Este es un recuento de los hechos delictivos por los que deberá comparecer Montero:


El 5 de enero el expolicía judicial (hoy ministerial) y presunto dueño de la plaza, Manuel Antele Velasco, escapó de un operativo conjunto entre el Ejército Mexicano y la Agencia Federal de Investigación que buscaban su detención.


Días después, el 13 de enero, el operador de Los Zetas en Tabasco fue detenido y trasladado a las oficinas de la Dirección de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (DIEDO) y, posteriormente, llevado a la Procuraduría General de la República. De acuerdo con el reporte de las autoridades, llevaba varios meses escondido en Puebla.


El 22 de junio, las ejecuciones al estilo del narcotráfico se desataron durante ese mes, elementos de la Policía Metropolitana encontraron en el interior de un automóvil el cuerpo sin vida de un sujeto con el tiro de gracia y con un narcomensaje.


Un día después, el 23 de junio, de un balazo en la cabeza fue ejecutado el director de Industria de Cuautlancingo, Mario Pablo Daniel Hernández. El 25 de junio nuevamente aparece un ejecutado, al lugar llegaron peritos de la PGJ, quienes encontraron que el cadáver tenía un narcomensaje.


El 22 de agosto en Momoxpan, José Iván Granados Betts, quien aseguró ser miembro del cártel conocido como “La Familia Michoacana” y que, posteriormente, fue señalado como comandante de Los Zetas, fue detenido tras amenazar con hacer estallar una granada.


El 8 de septiembre en la colonia San Manuel, la Unidad Táctico Operativo (Unito), el Ejército Mexicano y la Procuraduría General de la República (PGR) detuvieron a Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, alias el “Z-44” o “El Tlapa”, de origen poblano y exmilitar, quien fue de los primeros miembros de Los Zetas.


El 15 de octubre, seis secuestradores fueron detenidos en el municipio de Tlacotepec de Juárez, uno de ellos era un policía ministerial en activo, luego de que fueran descubiertos por elementos de la DIEDO como los responsables del rapto de cuatro personas, entre ellas un sacerdote de Tehuacán. Al momento de su detención se les encontraron diez granadas de fragmentación, armas conocidas como “cuernos de chivo” y rifles AR-15.


La madrugada del martes 28 de octubre un grupo armado acribilló a cuatro policías municipales con armas de alto poder.
Para cerrar el año, el 10 de diciembre en los límites de la zona metropolitana se vivió una jornada de terror: la persecución de un convoy en el que días después se supo iba el jefe del cártel de Los Hermanos Beltrán Leyva, Arturo Beltrán, “El Botas Blancas”.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas