Marín informará otra vez en Complejo Universitario


Incapacidad de Javier García retrasa más de dos años la construcción del Centro Expositor


El secretario de Desarrollo Urbano informó que la megaobra marinista quedará lista en abril y que tendrá un incremento en su costo original de mil seis millones de pesos, debido a que no se consideró la edificación de un nuevo estacionamiento con 800 cajones

 

Miguel Ángel Cordero

 

El gobernador Mario Marín se resignó a presentar su Quinto Informe de Gobierno nuevamente en las “prestadas” instalaciones del Complejo Cultural Universitario, una vez que por enésima ocasión Javier García Ramírez fallara en los plazos de construcción del nuevo Recinto Expositor. Aunque el titular de Obras Públicas juró y perjuró en los últimos meses del 2009 que el reciento estaría listo para enero del 2010, la obra sigue sin avances sustanciales, pero los sobrecostos se han elevado en 170 millones de pesos, de acuerdo con la propia declaración del funcionario.


El costo final del Recinto, que ahora será terminado hasta el mes de abril, alcanzará casi los mil 200 millones de pesos y si todo sale bien el gobernador Marín podrá realizar ahí su sexto y último informe de gobierno.


En una nota transmitida en Al Portador, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Seduop) informó que la obra quedaría lista en abril y que tendría un incremento en su costo original de mil seis millones de pesos, debido a que no se consideró la edificación de un nuevo estacionamiento con 800 cajones.


Aunque no informó del incremento, sí precisó que la próxima semana acudirá a la Secretaría de Finanzas para solicitar un nuevo presupuesto.


Entrevistado en noviembre, el titular de la SFA, Gerardo Pérez Salazar, confirmó que el Centro Expositor tendría un sobre costo de 170 millones de pesos a causa de la edificación del estacionamiento no previsto en el inmueble.


Pérez Salazar reveló, entonces, que son 170 millones de pesos, cuando menos, los recursos extraordinarios que se destinarían al inmueble. Aunque dijo que hay suficiente dinero para el aumento de precio de la obra, hasta el momento su dependencia sólo ha entregado entre 500 y 600 millones de pesos.


Por la misma fecha, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Claudio Valdés García Teruel, informó del incremento, aunque dijo que éste no sobrepasaría el 20 por ciento del costo final.


La declaración de García Ramírez es un reconocimiento del retraso en la edificación e informa que la misma estará lista antes del inicio de la feria de mayo de 2009; es decir, 29 meses después de la supuesta inauguración.


La obra consta de tres etapas, estaba programada a entregarse en un plazo de 15 meses, después de su arranque en diciembre de 2007, según la información disponible en la página de transparencia de la Secretaría de Desarrollo Urbano. En la licitación se muestra que seis empresas de la CMIC ganaron el concurso para la edificación del Centro Expositor y que el mismo se concluiría en 15 meses.


La megaobra del gobierno de Mario Marín Torres tenía como plan inicial concluirse en febrero pasado, esta meta no se pudo cumplir debido a que fue incluido sin planeación la construcción de un estacionamiento de 800 cajones —mil 50 cajones con la suma del único estacionamiento previsto— en el proyecto.


García Ramírez informó que fue reprogramada la ejecución de los trabajos. Dijo que de los 30 mil metros cuadrados que se utilizan en la zona de Los Fuertes ya hay piso en más de 20 mil metros cuadrados. No obstante, una inspección física efectuada por Cambio comprobó que el piso referido por el secretario corresponde al firme.


En la misma inspección se corroboró la instalación de bastidores sobre puestos para la fachada del recinto. El material es un panel de aluminio para exteriores. Además, refirió, apenas se está construyendo la primera parte del estacionamiento uno, que tendrá 200 cajones de un total de mil que se tienen programados en las dos zonas de aparcamiento. El estacionamiento uno se ubica en la parte inferior del nuevo Centro de Convenciones, mientras que el dos se encuentra en la parte trasera del recinto.


El lento avance muestra a la obra sólo en esqueleto y la información provista por García Ramírez dificulta que ésta se entregue en abril, incluso en la entrevista referida, Pérez Salazar calculó que la misma podría ser terminada entre junio o julio.


Aunque García Ramírez negó que ésta y otras de las megaobras del marinismo se disparen sus costos por el aumento de los materiales de construcción —explicó que las constructoras recibieron adelantos que les permitió garantizar la compra de insumos—, admitió que habrá un “escalatoria” en algunos casos que serán revisados por la Secretaría de Finanzas.


Anunció que en este mes se montará el Palenque que fue retirado, pero por tratarse de una estructura metálica volverá a colocarse en el área de este complejo. Explicó que tiene planeado colocarlo frente al Centro Expositor y que no será reubicado en el parque Rafaela Padilla, ya que hay un proyecto para su rescate ecológico.


Las fechas de retraso han sido confirmadas también por Rogelio Sierra Michelena, integrante del Consejo para el Desarrollo Comercial, Industrial y de Servicios (CDICS), quien ratificó que hasta junio o julio del 2010 concluirán la construcción del Centro de Exposiciones, Convenciones y Ferias Internacionale.


Sierra Michelena indicó que tenía conocimiento que en mayo estaría concluida la obra —aunque también se había dicho que en abril de este año, posteriormente en octubre y la más reciente dada a conocer era para enero de 2010—; sin embargo, señaló que le informaron que podría tardar todavía dos meses más.


“Estamos pensando dos meses, dos meses y medio más tarde”, dijo al tiempo de señalar que han buscado acercamientos con Javier García Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, para que les explique los avances y tiempo de conclusión, pero será hasta en 15 días cuando se dé el encuentro.


Pérez Salazar confirmó que el presupuesto de mil seis millones de pesos programados inicialmente para la obra incrementará en 170 millones de pesos, esto para la construcción de un estacionamiento en el lugar, mismo que no se contempló en un inicio.


La obra tiene en términos reales un costo de poco más de 800 millones de pesos más IVA; es decir, mil seis millones de pesos. El incremento de 20 por ciento representaría que el Centro Expositor costará finalmente mil 207 millones de pesos.


De acuerdo al contrato OP/LPE/SEDUOP-20070803, Ticonsa se encargaría de la obra. Pese a ello, el empresario aseguró que Cupsa se encarga de la obra en general y subcontrató a DISA, por lo cual Valdés García Teruel no consideró extraordinario que se responsabilizara de fallas que ha tenido Ticonsa.


Sin embargo, a finales de año, el presidente de la CMIC reconoció que la antes llamada Unión Presforzadora ha enfrentado “definitivamente” problemas de dinero o de ejecución en la colocación de trabes, pero consideró que las demás empresas asignadas pueden continuar con el proyecto.


Debido a que Grupo Ticonsa administró de manera incorrecta los recursos para la construcción del Centro Expositor, la Secretaría de Desarrollo Urbano determinó transferir el proyecto a la constructora DISA.


Yraclis Psihas Valdés, vocal del Consejo de Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios (CDICS), reveló que de acuerdo con los últimos informes la obra ha recibido recursos por mil 94 millones de pesos, provenientes de la captación del Impuesto sobre Nómina.

 

En el último reporte disponible en internet, fechado en 2009, el Centro Expositor, La Célula, el Proyecto Integral Parque FINSA-Volkswagen y Entronque Autopista Minera Autlán ha recibido mil 904 millones de pesos.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas