Exhiben, otra vez, a Humberto Aguilar por caso de tabacaleras


El legislador fue denunciado por un compañero de partido que aseguró que este tipo de empresas buscaron sobornar a legisladores, invitándolos a viajes por Europa, para que no aprobaran el aumento de 20 por ciento al precio de la cajetilla de cigarros

 

Miguel Ángel Cordero

 

Humberto Aguilar Coronado fue evidenciado por el diario nacional Reforma, el cual recordó el escándalo en el que se vio inmerso en 2005 cuando el diputado federal panista, Miguel Ángel Toscazo, denunció que empresas tabacaleras buscaron sobornar a legisladores, invitándolos a viajes por Europa, para que no aprobaran el aumento de 20 por ciento al precio de la cajetilla de cigarros.


A unos días de que el legislador abandonara su carrera por la gubernatura y de que se le señalara como el principal panista que podría conseguir la candidatura a la alcaldía, el diario referido retomó el caso de los sobornos que impulsaron tabacaleras.


En octubre de 2005, Toscano reveló los nombres de funcionarios y diputados que presuntamente fueron sobornados por las compañías cigarreras y mencionó a Humberto Aguilar Coronado, entonces subsecretario de Gobernación, y a los legisladores panistas Felipe Puelles (poblano) y Francisco Valdés; a los priistas Luis Antonio Ramírez, Irma Guadalupe Moreno, Raúl Mejía, Hilaria Domínguez, Jorge Uscanga, además del perredista Emilio Zebadúa.


De acuerdo a diarios nacionales de 2005, el diputado federal, Miguel Ángel Toscano del PAN, reveló los nombres de los legisladores presuntamente sobornados por empresas tabacaleras, entre los que se encuentran panistas, priistas y el exsubsecretario de Gobernación y exenlace legislativo, Humberto Aguilar Coronado.


La revelación fue calificada por el PRI como una “cortina de humo” por las pugnas internas del PAN, incluye los nombres de los diputados panistas Francisco Valdés de Anda y el poblano Felipe Puelles Espina.


Por parte del PRI la lista incluía a los legisladores Luis Antonio Ramírez Pineda, Jorge Uscanga Escobar, Irma Guadalupe Moreno Ovalles, Raúl Mejía González, Hilaria Domínguez y el exsenador Marco Antonio Fernández Rodríguez.


Todos ellos, según Toscano, viajaron a Europa y a otros destinos y sus costos fueron asumidos por las tabacaleras.


Reforma retomó el caso en el contexto de una noticia que publicó en la página seis del diario y en la cual señala que Estados Unidos penalizó con multas de hasta 200 mil dólares y cárcel hasta por cinco años a los cabilderos que entreguen regalos o paguen viajes a legisladores.


La Ley de Divulgación del Cabildeo (LDA, por sus siglas en inglés), continúa la nota, señala que los cabilderos deben entregar reportes trimestrales en los que certifiquen que no han proporcionado, solicitado o enviado regalos —incluidos viajes— a algún miembro del Congreso, pues una violación a los reglamentos de ambas cámaras ameritaría castigo.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas