“Moreno Valle no es un advenedizo”


Dice el politólogo de la UPAEP, Alejandro Guillén


Ana de la Fuente

 

El coordinador de Ciencias Políticas de la UPAEP, Alejandro Guillén Reyes, defendió la precandidatura del senador panista Rafael Moreno Valle al señalar que “no se trata de ningún advenedizo”, como reiteradamente lo ha señalado su principal detractora Ana Teresa Aranda, quien es calificada por el politólogo como una panista tradicional.


Ante la disputa que se presentó entre ambos aspirantes por ser el primero en presentar su registro, el especialista señaló que ambos candidatos cuentan con el capital político para ganar la candidatura aunque su fortaleza radica en puntos diferentes.


Por una parte, “La Doña” es como un emblema de ese organismo político, “es una actriz tradicional, junto a Paco Fraile del PAN” por ello el capital político con el que cuenta no es nada desdeñable, aseguró.


Por otro lado, “el senador ha trabajado en un proyecto desde tiempo atrás, no se trata de ningún advenedizo, Rafael Moreno Valle lleva años construyendo la candidatura a la gubernatura”, en ese momento el especialista recordó la ruptura de Moreno Valle con los priistas: “la ruptura no fue con Melquiades, Moreno Valle rompe con Marín”.


Respecto a la incursión en la contienda interna del PAN por parte del exalcalde capitalino, Luis Paredes Moctezuma, el académico señaló que los tiempos han cambiado, “antes el PAN iba con los ciudadanos a pedirles que fueran sus candidatos”, ahora enfrentan los inherentes al poder, “los problemas se han agudizado, los conflictos se han hecho presentes, han pasado de ser oposición a ser una verdadera competencia”.


Ante la falta de una línea dictatorial por parte del ejecutivo federal, el académico enunció: “a quien le queda todo el peso (para determinar al vencedor) se le queda al Comité Estatal”.


Para el politólogo de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, en las próximas elecciones de la entidad no habrá un enfrentamiento de estructuras —federal y estatal—, pues hasta el momento “el gobierno federal tiene intereses, pero no se ve una línea por parte de Felipe Calderón, ni siquiera por imponer a un candidato”.


Ante la posibilidad de que la designación del candidato priista se dé por vía del dedazo Guillén Reyes precisó que ya existe el caso de Francisco Labastida, en donde “el PRI perdió por la imposición”, al respecto manifestó: “no siempre las prácticas verticales ganan”.


Después de señalar que el PAN también cuenta en su historia con un severo fracaso: “En 1976 el conflicto interno que no logró superar hizo que José López Portillo llegara a la presidencia de la República como candidato único”. Enunció que tanto el Partido Acción Nacional como el Revolucionario Institucional deberán cuidarse de no salir severamente fracturados al elegir a su candidato: “La cohesión es el elemento más importante del proceso, (…) pues cuando llega cohesionado el candidato, independientemente de las formas o el partido (el candidato) ganará”, y agregó: “cualquier partido que llegue con fisuras disminuirá sus posibilidades de ganar la elección”.

 

Finalmente, el coordinador de Ciencias Políticas de la UPAEP señaló que en la próxima contienda electoral dos momentos serán decisivos, cuando los ciudadanos marquen su preferencia, las precampañas y las campañas electorales.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas