Las obras en la Juárez-Serdán tendrán que esperar


Revela Jorge Rodríguez y Morgado


El secretario de Gestión Urbana y Obra Pública sentenció que hasta el momento se desconoce la empresa y la inversión que se realizará en la zona

 

Elvia García Huerta

 

A pesar de que la Secretaría de Gestión Urbana y Obra Pública había anunciado que en el mes de enero daría inicio con los trabajos de mantenimiento al distribuidor vial Juárez-Serdán, el titular de la dependencia Jorge Rodríguez y Morgado manifestó que aún se encuentra en proceso, por lo tanto se desconoce la inversión y la empresa que realizará el trabajo en la zona.


En entrevista, el funcionario explicó que los problemas que se registran en el puente se deben a la mala planeación del proyecto, ya que la estructura presenta diferentes defectos desde su construcción, por ello el distribuidor vial está sujeto a distintos programas de mantenimiento.


Reveló que por la misma estructura del lugar, los únicos trabajos que se pueden realizar son de pintura, desasolve de coladeras, arreglo de rejas que hay en el lugar, así como algunos resanes en las paredes y retiro de plantas que se han acumulado por la humedad que existe dentro del puente, entre otros.


Informó que de acuerdo a los trabajos de planeación que tiene la secretaría a su cargo, la licitación podría concretarse en el próximo mes para no hacer esperar más los trabajos a realizar en el distribuidor vial Juárez-Serdán, por lo cual el mantenimiento a la zona podría comenzar hasta febrero.


Asimismo, Rodríguez y Morgado manifestó que los trabajos se podían realizar en la noche, ya que es una zona de mucha afluencia de vehículos, con la finalidad de evitar el mayor número de molestias a los conductores.


“Hay que recordar que por esta vía transitan 35 mil vehículos al día, lo que provocaría un caos total si se cierran las avenidas o se deshabilita un carril de flujo.”

 

Finalmente el secretario mencionó que el único trabajo que no se puede realizar en el lugar es el de controlar las aguas azufradas, pues el agua del lugar es de densidades fuertes y ocasionan el deterioro de las paredes, por lo cual es el único malestar que seguirá concentrado en la zona.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas