Cuauhtémoc y Memo, de nuevo juntos


Acude el mundialista a un restaurante de La Noria


El secretario particular de Mario Marín dijo sentirse orgulloso de que el “Cuau” haya aceptado su invitación

 

Germán Reyes

 

Después de disputar el encuentro frente a los Lobos de la UAP, Cuauhtémoc Blanco, de los Tiburones Rojos del Veracruz, se reunió con el secretario particular del Ejecutivo estatal, Guillermo Deloya, quien dijo sentirse orgulloso de que el “Cuau” haya aceptado su invitación.


El encuentro entre Lobos y Tiburones concluyó alrededor de las 2:00 de la tarde y poco después de que Blanco salió del túnel del estadio Cuauhtémoc, abordó una camioneta Escalade blanca en la que partió con destino al restauran Parrillada Montevideo, ubicado en el centro comercial La Noria.


Así, aproximadamente a las tres de la tarde el Temo hizo su arribo a dicho restaurante, en compañía de Guillermo Deloya, quien lo invitó a ingresar y subir a la planta alta del lugar en donde estaba reservada una mesa para el histórico jugador mexicano, además de una lona colocada en la pared en la que se encontraba la fotografía de Blanco, además de la frase: “10 Cuauhtémoc Blanco” a manera de rúbrica.


Además, decenas de curiosos se dieron cita en el lugar para observar de cerca a su ídolo y obtener su autógrafo, por lo que el establecimiento se vio abarrotado de aficionados que siguieron a Blanco desde que salió del estadio Cuauhtémoc.


La reunión fue breve, pues ante la urgencia de abandonar el restaurante para cumplir con los compromisos pactados en su paso por Puebla, el “Cuau” únicamente terminó de comer y bajó para firmar una playera de la selección nacional que estaba colocada en la pared del sitio.


Sin embargo, antes de retirarse, el Temo se dio tiempo para atender a los admiradores que eufóricamente lo esperaban en el lugar y se tomó fotografías, además de regalar algunos autógrafos.


De esta manera, antes de que Blanco partiera, Guillermo Deloya señaló en entrevista para Cambio sentirse honrado de estar al lado del jugador: “Siempre es un gusto, es un gran amigo y afortunadamente nos ha distinguido con su presencia en esta ocasión, aun cuando está de paso por el partido de Veracruz contra Lobos UAP, pero nos da mucho gusto tenerlo. Es un gran amigo de Puebla, de nosotros, del fútbol, la neta es Cuauhtémoc Blanco”.


Además, dijo sentirse orgulloso de poder tener como amigo a una personalidad como la del capitán de los Tiburones del Veracruz: “Es un tipo verdaderamente excepcional, que verdaderamente sabe de lo que habla y lo disfruta, yo verdaderamente aprecio de tenerlo como una amistad”.


Finalmente, con dificultad, Cuauhtémoc Blanco abandonó el restaurante para abordar de nueva cuenta su camioneta, misma en la que se dirigió a cumplir con el compromiso de una firma de autógrafos que sostuvo en la inauguración de una cancha en la Plaza San Diego, ubicada en el Cholula, Puebla.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas