A la basura, 15 toneladas de medicamentos: SSA


Alfredo Arango culpa a exsecretarios de Salud por irregularidades


El costo de los medicamentos desechados asciende a un millón 800 mil de pesos, sin embargo, ése no fue el único despilfarro del año pasado, pues la Secretaría de Salud erogó 300 millones de pesos para equipar hospitales y centros de salud, sin licitación


Miguel Ángel Cordero

 

Alfredo Arango García informó que a causa de las irregularidades de las administraciones pasadas en la Secretaría de Salud, más de 15 toneladas de medicamentos fueron tiradas a la basura porque los fármacos caducaron en los almacenes de la dependencia.


Durante su comparecencia ante el Congreso local, el funcionario precisó que el costo de los medicamentos desechados asciende a un millón 800 mil de pesos, sin embargo, ése no fue el único despilfarro revelado por Arango, pues la Secretaría de Salud entregó sin licitación de por medio 300 millones de pesos para acreditar a diez centros de salud y siete hospitales integrales y generales.


El secretario, que en un principio criticó las gestiones de sus antecesores, justificó el gasto de 300 millones de pesos —que se adjudicó directamente a 9 empresas— bajo el argumento de que era necesario utilizar los recursos o se perderían con la conclusión del año fiscal.


Arango explicó que contrató a las nueve empresas para la acreditación de centros de salud y hospitales, asimismo, la compra de medicamentos, insumos y equipo, pero negó que se hayan dado excesos en estas compras, pese a que los diputados criticaron lo alto de los precios.


El secretario explicó que los precios del equipo médico fueron cotejados por medio de un Comité Técnico que determina costos, calidad y suficiencia del equipo, y que está integrado por directores de hospitales, jefes jurisdiccionales y jefes de departamento.


El recurso provino del programa del Seguro Popular, explicó el secretario, y se tenía como límite de asignación hasta el 31 de diciembre del año pasado.


Arango García recordó que él asumió el cargo el 16 de julio y el corte de caja en el gobierno federal se realizó en agosto: “Sólo tenía un mes y medio para gastar ese recurso”.


Con este recurso, se debía acreditar a más 100 centros de salud, clínicas y hospitales integrales, para poder acreditarlos, equiparlos, de lo contrario, estos centros no hubieran podido contar con un recurso para 2010. Además, agregó entre sus pretextos que una licitación dura al menos 90 días y el tiempo era ya insuficiente.


“Nos hubiéramos perdido más de 300 millones de pesos que hubiera sido un subejercicio por parte de la secretaría, por ello se hizo la asignación; dentro del programa de proveedores a los que están en existencia y dentro hay precios, y hay un comité técnico que legitima los tiempo, costos, calidad, ofertan el producto, pero no se compro lo más caro.”


Los principales cuestionamientos a Arango García provinieron de los diputados de oposición del PAN, PRD y PT, quienes señalaron la adjudicación directa en la compra de medicamentos e insumos para esa dependencia, así como el despilfarro de fármacos caducados.


Los 15 mil 200 kilogramos de medicinas que se tiraron tuvieron un costo de un millón 800 mil pesos. Los biológicos habían sido guardados en varios almacenes de la secretaría y Arango no reveló el nombre de los responsables, ni si han sido sancionados, porque dijo que esa tarea es de la contraloría.


“Se hizo la supervisión de medicamento próximo a caducar, en primer lugar se avisó a la contraloría y se desplazó el medicamento que estaba próximo a caducarse, y se abatió la demanda, pero hubo otro que feneció, se destruyó, estos medicamentos se encontraron en diferentes almacenes de la secretaría.”


Arango García aseguró a los legisladores que a partir de su llegada se tiene un control de medicamentos para que no haya desabasto en el estado, por el mal control que se ha dado en el pasado, y ahora se compran los productos con un margen de 18 meses de caducidad.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas