Bartlett gana amparo en la SCJN


En contra del exdirigente nacional del PAN, Germán Martínez


Ana de la Fuente

 

El exgobernador de Puebla Manuel Bartlett Díaz ganó un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en contra del exlíder nacional del PAN, Germán Martínez, quien lo acusó del asesinato del periodista Manuel Buendía y por la famosa caída del sistema en la elección presidencial de 1988.


Hasta ayer pudo ser emitido el resolutivo debido a que anteriormente Germán Martínez Cázares había argumentado contar con fuero a la hora de emitir las acusaciones.


Con dicho fallo, la SCJN estableció límites a las opiniones que puedan emitir los legisladores en las actividades que sean ajenas a su función, publicó El Universal en su página de internet.


La resolución señala que los diputados y senadores sí pueden ser demandados y sometidos a juicios civiles por daño moral debido a las opiniones que emitan y puedan dañar a terceros.


Con ocho votos a favor y tres en contra, los ministros del máximo tribunal estableció que de acuerdo al artículo 61 de la Carta Magna, el llamado fuero sigue operando para los diputados y senadores siempre y cuando sus opiniones sean vertidas en el desempeño de su cargo, es decir, las opiniones que se viertan fuera de las funciones del pleno no gozan de la protección constitucional.


El ministro Arturo Zaldívar explicó: “La inviolabilidad parlamentaria que tienen los legisladores por las opiniones que emiten durante la discusión, es diferente a la inmunidad parlamentaria o procesal de que también gozan —comúnmente conocido como fuero—, y que sirve para no ser procesados por algún delito, sin antes habérseles quitado esta protección.


Con esta definición el siguiente paso sería que el también exsenador priista Manuel Bartlett demande por difamación de honor a al exdiputado blanquiazul Germán Martínez.


Las acusaciones de Germán Martínez sobre su responsabilidad en la victoria salinista y el asesinato de Manuel Buendía se dieron en el marco de un debate en el IFE, en torno a la visita y declaraciones del expresidente de España, José María Aznar, cuando fue cuestionado el llamado de Bartlett a favor del voto útil para la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.


En dicha ocasión las declaraciones del panista fueron realizadas como representante de su partido y no como diputado, por lo que en ese momento Bartlett demandó al panista por daño moral.


Los abogados penalistas que apoyaron la defensa de Germán Martínez —entre ellos el actual secretario de gobernación Fernando Gómez Mont—, lograron que el Tribunal Superior de Justicia del DF resolviera que no se le podía juzgar dado que era diputado al momento de hacer sus declaraciones, contaba con el fuero y la inmunidad inherente al cargo de legislador.


Por lo que Bartlett Díaz presentó un juicio de amparo debido a la inconformidad del laudo, el cual después de pasar por dos instancias llegó a la Suprema Corte de Justicia, en donde el Pleno del máximo tribunal determinó que Germán Martínez no gozaba de protección constitucional al momento de emitir sus opiniones ante el IFE.

 

Con la actual resolución, la SCJN envió instrucciones para que sea otro tribunal el que determine si las declaraciones de Germán Martínez causaron daño moral al exgobernador de Puebla.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas