Piden quitar a Tiro privilegios en el Cereso


Los defraudados pidieron al director que se los quiten


Daniel Hernández Cruz


Afectados por Grupo Sitma e Invergroup se manifestaron frente al penal de San Miguel para exigir al director, Aldo Enrique Cruz, que le quite los privilegios con los que viven los defraudadores Leonardo y Edmundo Tiro Moranchel.


Los manifestantes aseguraron que gracias a los actos de corrupción en el Cereso, los hermanos Tiro Moranchel tienen una celda privada con televisión, celular, horno de microondas y refrigerador: “Parece que están un hotel cinco estrellas”, señalaron los afectados.


Además, los hermanos defraudadores están separados de la población general de reos, todo gracias a las corruptelas solapadas por el director del penal.


Uno de los defraudados aseguró que los Tiro Moranchel ya tienen negocios en el interior del penal, pues uno controla la venta de cuadros de madera que hacen los internos: “Cuadros de la Virgen de Guadalupe tallados los compran baratos y ellos los venden hasta 20 veces más caros”.


Alejandro Tapia, líder de los defraudados, señaló entre los negocios en el Centro de Reinserción, los hermanos Leonardo y Edmundo también controlan la venta de carne y una papelería.


Señaló que los privilegios que gozan los defraudadores son solapados por las autoridades del penal, quienes señalan que son órdenes superiores y, por lo tanto, los defraudadores no reciben el castigo que merecen.


Los hermanos Tiro Moranchel enfrentan varios procesos penales por el delito de fraude que cometieron por medio de las empresas Grupo Sitma e Invergroup.


Edmundo Tiro fue detenido el 16 de noviembre por elementos de la Policía Ministerial como dueño de invergroup y socio de Grupo Sitma.


Cabe señalar que por medio de sus representantes legales, Edmundo Tiro pagó una parte de la deuda a sus clientes.


En tanto, el principal defraudador, Leonardo Tiro Moranchel, fue detenido el 19 de mayo pasado por el fraude superior a los 800 millones de pesos.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas