PRI sale a la defensa de López Zavala


Armenta, a través de un comunicado, rechaza que haya sido un mal candidato como lo señalaron encuestadores locales


Viridiana Lozano Ortiz

 

Alejandro Armenta Mier rechazó que la imposición de Javier López Zavala como candidato a la gubernatura haya sido la razón por la que el PRI fue derrotado el 4 de julio. Lo anterior luego de que los encuestadores del BEAP y del CISO concluyeran que el gran error del tricolor fue la selección del candidato a la gubernatura.


Y es que, según publicó el diario La Jornada de Oriente, en la mesa redonda “Balance Electoral”, Rodolfo Rivera Pacheco, director del BEAP, y Gustavo Aguayo González, jefe de Formulación y Ejecución de Proyectos del CISO, señalaron que López Zavala “nunca logró posicionarse en el ánimo de la ciudadanía y que incluso fue rebasado por su adversario, Rafael Moreno Valle, desde mayo”.


Ante estos señalamientos, el Comité Directivo Estatal del PRI, a través de un comunicado de prensa, insistió en que los pésimos resultados obtenidos durante el proceso electoral “fueron consecuencia de comicios que registraron graves irregularidades, que fueron denunciadas en tiempo y forma”.


Incluso, Armenta Mier insistió en que López Zavala siempre se mantuvo como puntero en las preferencias electorales; sin embargo, ahora sólo citó a empresas como Consulta Mitofsky y María de las Heras. Además, aseguró que si el PRI perdió la elección fue por la intromisión del Gobierno federal en las elecciones.


En el documento, el líder estatal del tricolor lanzó una advertencia nuevamente en contra de Rafael Moreno Valle, pues señaló que como oposición el PRI impulsará las reformas necesarias para obligar al gobernador electo a cumplir los compromisos firmados ante notario en su primer trienio, a fin de que si no lo hace, se vaya.


Finalmente, Armenta enunció nuevamente las 13 razones que llevaron al Revolucionario Institucional a perder la gubernatura, la mayoría de las presidencias municipales y las diputaciones locales en la capital.


Entre ellas destaca el condicionamiento de los programas sociales federales a cambio del voto de los beneficiarios, el crecimiento inexplicable e indiscriminado del padrón electoral, la compra de votos y de funcionarios ante las mesas directivas de casilla, el exceso de gastos de campaña a la vista de toda la ciudadanía, y, finalmente, la falsificación de un acta de nacimiento de Guatemala, desde la agencia federal Notimex, cuya autoría se la acreditó el presidente del PAN.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas