Agoniza La Célula


En los últimos tres meses funcionarios de la Sedeco han tratado de darle vida al elefante blanco


El Recinto Fiscalizador Estratégico ha sido despreciado por empresarios de China, Estados Unidos, Corea y Alemania, a quienes no pudo convencer ni el viaje en helicóptero ofrecido por la Secretaría de Desarrollo Económico ni el recorrido por el lugar


Miguel Ángel Cordero


El gobierno marinista invirtió cerca de 700 millones en construir una vivienda de lujo al velador y su familia que, parece, serán los únicos habitantes de La Célula, el megaproyecto sexenal que un día se soñó como oportunidad dorada para llevar empleo y desarrollo a la zona de Oriental, pero que ante el fracaso evidente ya recibió el acta de defunción por parte de Rafael Moreno Valle. Tras años de inversión, La Célula apenas es custodiada por dos policías auxiliares y se convirtió en residencia oficial del velador encargado de cuidarla por las noches.


Con la única característica de contar con vigilancia de la Policía Auxiliar, La Célula, obra insigne del marinismo, continúa como una obra abandonada en medio de la nada, que a pesar de ser enarbolada por los funcionarios estatales como una obra de infraestructura de primer mundo carece de los servicios básicos: luz, agua y telecomunicación.


Por si fuera poco, el Recinto Fiscalizador Estratégico ha sido despreciado por empresarios de China, Estados Unidos, Corea y Alemania, a quienes no pudo convencer ni el viaje en helicóptero ofrecido por la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) ni el recorrido por el lugar, pues los inversionistas seguramente debieron esquivar la materia fecal de los animales de campo en su paseo por el lugar.


En noviembre del año pasado, CAMBIO visitó las instalaciones del puerto seco en Oriental. Entonces el ingreso ocurrió sin ningún contratiempo, dada la carencia de vigilancia. Hasta principios de este año, la Secretaría de Desarrollo Económico determinó contratar a la Policía Auxiliar porque no había vigilancia de parte de los agentes de seguridad del municipio.


La atención que esta casa editorial recibió del velador Julio César y los agentes de la auxiliar con el número de patrulla 143 representan la única diferencia en ocho meses. El lugar ya cuenta con personas: la familia del velador y los dos agentes de Policía.


El oficial reconoció que antes de la llegada de la Policía Auxiliar, cualquier persona con o sin automóvil que transitaba por la región podía usar el lugar para embriagarse o tener una fugaz noche de pasión.


Inversiones imposibles


La lista de visitantes registra constantes revisiones que funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Económico, Gobernación, la Universidad Tecnológica de Oriental y la constructora Urbinco han hecho en las últimas semanas.


Uno de los oficiales detalló que justamente desde hace tres meses se incrementaron las visitas al páramo de Oriental. Personal de la Secretaría de Desarrollo Económico acudió al recinto fiscalizador acompañado por empresarios de distintas partes del mundo.


Sin embargo, el viaje en helicóptero hasta La Célula, el recorrido por el lugar y la descripción del proyecto no les convenció, pues la última declaración de Charles Mtanous Aboud, subsecretario de la Sedeco, indica que hasta el momento no hay ninguna inversión confirmada.


No es para menos. La guarnición que conduce del helipuerto al Recinto Fiscalizador aún tiene los excrementos de los animales que pastan ahí, a un costado de la obra multimillonaria. Así que los visitantes tuvieron que caminar con la preocupación de que su caro calzado quedara manchado por las heces de las vacas.


Hace dos meses empresarios estadounidenses acudieron a La Célula, hace un mes alemanes, hace tres meses coreanos visitaron el recinto, casi al mismo tiempo que los inversionistas chinos que acudieron al lugar. Todos trasladados en helicóptero, ninguno considerado como posible accionista, según las declaraciones del subsecretario gubernamental.


La actividad en los últimos tres meses se ha incrementado. Las visitas no son sólo de empresarios, sino de funcionarios menores de la Sedeco que continuamente acuden, según la bitácora de visitantes.


Destaca también la asistencia de los representantes de Urbinco, que hace un mes estuvieron en La Célula. De acuerdo al portal de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública (Seduop), Javier García contrató a las empresas Urbinco, Grupo Constructor JOCC, así como a Constructores y Mercaderes Iberoamericanos para la construcción de las vialidades internas del recinto por un costo de 126 millones 258 mil 394 pesos, según el contrato OP/LPE/Seduop-2007-0277.


A año y medio de la inauguración, aún no hay luz


A pesar del logotipo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) forjado en las láminas que cubren los registros eléctricos, no existe un convenio real entre el Gobierno del estado y la paraestatal. En la última entrevista del secretario de la Seduop, Javier García Ramírez, aseguró que la obra ya estaba lista.


El proyecto ejecutivo del recinto indica: “En términos de infraestructura, se requiere de una extensión de terreno de aproximadamente mil 200 hectáreas, con disponibilidad suficiente de servicios de agua, energía, gas, drenaje, telecomunicaciones y accesos ferroviarios y carreteros”.


A año y medio de inaugurado el recinto fiscalizador —en enero del 2009 una selectiva comitiva de reporteros y funcionarios cortaron el listón de apertura—, no sólo los servicios de agua, luz, gas y telecomunicaciones faltan; además, la infraestructura para el ingreso del ferrocarril no ha sido terminada y el servicio de drenaje es utilizado por la fauna local, que ha llenado de estiércol la aduana y el recinto fiscal.


En el proyecto ejecutivo de marras se indicó que antes de terminar 2009 se habría concluido la construcción de la aduana y el recinto fiscal “en un área de 30.4 hectáreas brutas a un costo de 125 millones de pesos, así como las vialidades de acceso a la misma”.


El documento agrega: “También en el corto plazo se iniciará la construcción de la terminal intermodal, el acceso a la vía férrea de KCSM, la urbanización de la zona de actividades logísticas y sección RFE, suministro de agua, planta de tratamiento, obras hidráulicas, energía eléctrica, telefonía y accesos carreteros, contemplando con ello 514 millones de pesos”. A la fecha, tales servicios no existen.


Valentín Meneses sale en defensa de La Célula


Daniel Hernández Cruz


El secretario de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, dijo que la Secretaría de Desarrollo Económico cuenta con una cartera de proyectos para La Célula, la cual será presentada al gobernador electo Rafael Moreno Valle para que se le dé seguimiento, y aseguró que el inmueble está listo para ser utilizado y que se encuentran en negociaciones para atraer inversiones.


Señaló que se trata de un proyecto a largo plazo, y citó que en la construcción del centro comercial Angelópolis participó más de una administración, pues el proyecto arrancó en el sexenio de Mariano Piña Olaya, le siguieron Manuel Bartlett Díaz, Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres.


Meneses Rojas comentó que la Secretaría de Desarrollo Económico tiene ya una cartera de proyectos que presentará a Rafael Moreno Valle para que se le dé seguimiento y no se pierda la inversión hecha por el Gobierno del estado.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas