Sin modificación, área verde del Paseo Bravo


Rodríguez y Morgado le promete a Mastretta que respetará las áreas


Elvia García Huerta

 

El Ayuntamiento de Puebla le aseguró a Verónica Mastretta que el área verde del Paseo Bravo no sufrirá modificaciones, luego de que la activista poblana le exigiera a la Comuna que se respeten las zonas de jardines.


Ayer por la tarde, Jorge Rodríguez y Morgado, secretario de Obras del Ayuntamiento, sostuvo una reunión con la Comisión de Ecología para demostrar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio permiso para la obra y que las zonas verdes serán respetadas.


El grupo de especialistas en materia de ecología y urbanismo presentó la queja ante el Ayuntamiento el sábado pasado, como respuesta éste aseguró que no se modificará el trazo de jardines y andadores del Paseo Bravo.


Cabe recordar que una de las grandes inquietudes de este sector era que el Ayuntamiento no le daría el cuidado necesario a la vegetación del parque, por lo tanto aseguraron que no era viable alguna dignificación.


Señalaron que ante la reducción de la calle 13 Sur, la Comuna debe saber qué alternativas tendrán los automovilistas para evitar congestionamientos, además de eliminar la calle 3 Poniente y las oficinas de recaudación del predial para que el parque tenga mayor amplitud.


El dictamen del INAH establece siete indicaciones, las cuales se deben llevar a cabo para la dignificación del Paseo Bravo y las cuales consisten, en primer lugar, no cerrar ninguna vialidad al interior del Paseo Bravo; se deberá recuperar el área del parque de la 11 Poniente hasta la avenida Reforma con sus andadores y áreas de recreación; se recomienda peatonizar la avenida 3 Poniente, así como la lateral del 13 Norte; no se autoriza modificar el trazo de jardines y andadores del Paseo Bravo; se recomienda el retiro del inmueble conocido como “exacuario”; deberá existir en obra bitácora y licencia para que técnicos de esta dependencia realicen las inspecciones que sean necesarias y anoten las indicaciones pertinentes de las mismas; así como el registro fotográfico y diarios de las obras, que se le presentarán a un supervisor del INAH.


Finalmente, la bitácora de obra tendrá que ser entregada a este Instituto al término de los trabajos efectuados.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas