México clasifica de panzazo


Uruguay vence al tricolor 1-0


Germán Reyes

 

La Selección Mexicana clasificó con un sabor amargo a la fase de octavos de final del Mundial Sudáfrica 2010, en donde se medirá ante Argentina, y es que fue incapaz de hacerle daño al conjunto de Uruguay, que se paró correctamente en el campo y nulificó los ataques aztecas.


México no pudo hacer valer la supremacía que respaldaba la historia en los enfrentamientos contra los charrúas, no fue ese equipo vertical que demostró ser contra Francia, no tuvo la contundencia necesaria para arrebatar por lo menos un punto e incluso, por momentos dejó ver una carencia de variantes, acompañadas por malas decisiones del estratega Javier Aguirre.


Los ánimos mexicanos parecían estar en lo más alto por haberle ganado a uno de los últimos tres campeones del mundo, pues si bien Francia no era el mismo de otras épocas, seguía siendo uno de esos cuadros que intimidan a cualquiera.


Sin embargo, el México que lució y convenció hace apenas unos días, no pudo hacerlo esta vez contra Uruguay. En parte por dos ausencias obligadas, la de Carlos Vela y Efraín Juárez, dos de los jugadores que ya se encontraban perfectamente acoplados en el plantel y que fueron reemplazados erróneamente con la incursión de Cuauhtémoc Blanco como titular.


Los charrúas dejaron claro desde los primeros minutos que querían afianzarse en la primera posición del grupo con la victoria, mientras que los de verde se mostraron titubeantes desde el inicio con una serie de errores que no se capitalizaron para su fortuna.


Además, los celestes no contaron con Diego Forlán y batallaron en la definición, pero sí apareció su segundo ariete más peligroso, Luis Suárez, quien con un soberbio cabezazo dejó sin posibilidad a Óscar Pérez para marcar el único tanto del encuentro.


Aguirre se volvió loco: con la derrota parcial retiró del campo a Andrés Guardado, el único jugador que había creado peligro en la meta contraria y que incluso, se quedó cerca de anotar un golazo; además, en más de una ocasión inquietó a la zaga sudamericana con su constante movimiento en la ofensiva.


Posteriormente, en otra de las decisiones incomprensibles, el técnico tricolor mandó hasta unos minutos después de iniciada la segunda parte a Pablo Barrera en lugar de un Cuauhtémoc Blanco, quien sólo pudo poner un pase para Guillermo Franco que al final se escurrió por la línea de meta.


Precisamente fue Barrera quien creó la jugada más peligrosa del conjunto azteca, un centro por la derecha que el “Maza” Rodríguez no fue capaz de enviar a las redes para igualar el marcador.


Con ello, México tuvo que conformarse con la segunda posición del Grupo A, luego de rezagarse con cuatro puntos y ser casi eliminado por Sudáfrica. Por lo que ahora los de Javier Aguirre deberán enfrentar al equipo más estable que participa en el Mundial: Argentina. Mientras que Uruguay buscará su boleto a los cuartos de final frente a Corea del Sur.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas