Encuentran contratos dobles en La Célula


Resurgen irregularidades en megaobra del sexenio


Son 50 las hectáreas con distintos contratos de adquisición y se tratan de lotes estratégicos entre las vías del tren y la aduana, según una nota del diario nacional Reforma


Miguel Ángel Cordero


Una de las obras más importantes del sexenio marinista y cuya superficie incluso fue ofrecida a Pemex en 2009 para la nueva refinería, La Célula, tiene al menos 38 parcelas con dobles contratos de adquisición.


El recinto fiscal La Célula, todavía sin operación, había representado hasta el año pasado un gasto de 700 millones de pesos, según las propias declaraciones del gobernador Marín.


Según una nota del diario nacional Reforma —publicada por Francisco Rivas—, aunque las 50 hectáreas que suman son mínimas, comparadas con las mil 200 de la totalidad del proyecto, se trata de lotes estratégicos entre las vías del tren y la aduana.


El perímetro para albergar el Puerto Seco lo integran en su mayoría zonas de uso común de los ejidos Oriental y Fuerte de la Unión, además de parcelas cuyos derechos tienen diferentes ejidatarios.


En este último grupo están los 38 predios con doble contrato, y el diario de marras tuvo acceso a un paquete de expedientes donde se aprecia la duplicidad.


Por una parte, los ejidatarios acordaron ceder los derechos a Julio Natividad Carmona Ramírez, un vecino, integrante también, del núcleo ejidal y que en la zona es conocido como el "intermediario" o "comisionado" del gobierno estatal.


Estos acuerdos se firmaron entre mediados de 2006 y septiembre de 2007 y fueron llevados al Registro Agrario Nacional para inscribir la transacción.


Dicha dependencia los devolvió al considerar que tenían errores, y a la fecha el trámite sigue inconcluso.


En contraste, existen otros contratos de las mismas tierras en las que los ejidatarios también cedieron los derechos, sólo que a Manuel Mendoza Hernández, en aquel entonces director de la Tenencia de la Tierra y representante del gobierno estatal.


Estos papeles no fueron ingresados al Registro Agrario y obran en poder de Gobernación estatal.


Como ejemplo está la parcela 3214, pues el 14 de octubre Nazario Ramírez Cuevas enajenó sus derechos parcelarios a Natividad y recibió 50 mil 66 pesos.


En agosto de 2007, Natividad pagó los derechos en un banco HSBC para iniciar el trámite y figurar como nuevo propietario ante el Registro Nacional Agrario.


Sin embargo, en el otro convenio con fecha 8 de septiembre de 2006, Nazario dio en usufructo el mismo polígono a Mendoza Hernández, como representante del gobierno estatal, y prometió venderlo al término de tres años.


El pago total se tasó también en 50 mil 66 pesos. La firma de los dos tipos de convenios se dio mientras la Secretaría de Gobernación estatal, de la que depende Tenencia de la Tierra, estaba a cargo de Javier López Zavala, ahora candidato a gobernador del PRI-Verde Ecologista.


La existencia de los dobles contratos es una anomalía grave —asegura una fuente cercana al caso y que tuvo a la vista los papeles— principalmente porque se trata de los mismos predios vendidos, tanto a un particular y al gobierno estatal.


Más grave aún, agrega la fuente, es que ante el Registro Agrario se iniciara el proceso de inscripción de aquellos firmados por el supuesto "intermediario" o "comisionado".

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas