Auto de formal prisión a presuntos sicarios


Los acusan de cohecho y delincuencia organizada


Según versiones extraoficiales los detenidos serían trasladados por la Policía Federal al penal de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en donde serían juzgados por un historial de delitos del fuero común y federal


Daniel Hernández Cruz

 

En el Juzgado Segundo de lo Penal se dictó auto de formal prisión en contra de los presuntos integrantes de crimen organizado que fueron detenidos por la Policía Ministerial el fin de semana pasado, acusados de los delitos de chantaje y delincuencia organizada.


De acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia fueron ocho las personas detenidas durante los operativos, y desde ayer quedaron formalmente presos en el penal de San Miguel.


Aunque el delito de chantaje es considerado no grave y alcanza libertad bajo fianza, se determinó que por los antecedentes y las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia son probables responsables del delito de delincuencia organizada.


Los detenidos fueron consignados ante el Juzgado Segundo de lo Penal, en donde se llevará a cabo el proceso.


Cabe recordar que el martes pasado el procurador de Justicia, Rodolfo Igor Archundia Sierra, informó que los sujetos estaban acusados de un delito grave, pero que las investigaciones continuaban para determinar si había elementos para acusarlos por ello.


Explicó que hay indicios de que habían cometido delitos en este estado, así como en otras entidades.


El artículo 426 del Código de Defensa Social del Estado de Puebla señala que el delito catalogado como no grave alcanza fianza: “El delito de cohecho se sancionará con prisión de seis meses a nueve años; multa de diez a cien días de salario (…)”.


Mientras que por el delito de delincuencia organizada señala en el artículo 186 bis: “Al miembro de delincuencia organizada se le sancionará con prisión de uno a diez años y multa de 250 a 15 mil días de salario, independientemente de la sanción que le corresponda por el delito que cometiere”.


Y agrega: “Cuando el miembro de delincuencia organizada realice o tenga asignadas en ésta, funciones de administración, dirección o supervisión, la sanción señalada en el párrafo anterior se aumentará hasta en una mitad”.


De acuerdo con versiones no fueron confirmadas, los detenidos serían trasladados por la Policía Federal al penal de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en donde serían juzgados por un historial de delitos del fuero común y federal.


De acuerdo con versiones periodísticas se esperaba que el traslado de los sujetos se diera luego de que depositaran una fianza para recuperar su libertad tras el auto de formal prisión, pues sólo estaban acusados del delito de cohecho, el cual es considerado no grave, y una vez que estuvieran fuera se cumplirían las órdenes de aprehensión por otros delitos federales en el estado de Chiapas.


Sin embargo, al no depositar la fianza se evitó el traslado a una prisión federal, pues aun cuando un juez federal los requiera tendrán que esperar a que se dicte una sentencia por el proceso judicial actual.


Durante la madrugada del miércoles se vio un importante despliegue de camionetas que presuntamente serían de agentes federales para cumplir con la orden de aprehensión.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas