Muerto de Tlaltenango se suicidó


Detalla la Procuraduría General de Justica


Daniel Hernández Cruz


La Procuraduría General de Justicia (PGJ) presume que la causa de la muerte del hombre que se encontró muerto en el paraje Las Palmillas, en Tlaltenango, se trató de un suicidio y no de una ejecución.


De acuerdo con una entrevista ‑ difundida por la dependencia‑ con el coordinador de la agencia del Ministerio Público Zona Poniente, Omar Pérez Aguirre, en el lugar de los hechos no se encontraron indicios de violencia o elementos que apunten a un homicidio: “El vehículo se encontró debidamente estacionado. No hay huellas de frenado, el joven se encontraba en posición sedante con las manos en ambos muslos, tranquilo, con el arma en medio de las piernas; con todas sus pertenencias. Entonces no tenemos una línea de investigación que señale a un homicidio”.


Pérez Aguirre informó que los familiares de José Luis Paredes Tlaxca, de 35 años de edad, tenían un conflicto por la posesión de un terreno en el cual ya se había sembrado, lo cual le causó una severa depresión.


El funcionario señaló, acerca de estos hechos integrados en la averiguación previa 1413/2010, que todavía no se determina si se trató de un suicidio o un homicidio: “Se tiene que analizar con los dictámenes en balística, los dictámenes en dactiloscopía y con el perito criminalista, para que podamos llegar a una conclusión”.


A diferencia del silencio habitual de la PGJ, se informó que el hombre tenía problemas emocionales a causa de un accidente durante su estancia en Estados Unidos y que le afectó la movilidad en las piernas.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas