Zavala corrió más que la selección el viernes


Recorre toda la capital durante el partido de México contra Sudáfrica


Viridiana Lozano Ortiz


Javier López Zavala hizo a un lado su afición al fútbol y utilizó los 90 minutos que duró el primer encuentro del Mundial entre la Selección Mexicana y Sudáfrica para recorrer la capital y promocionarse rumbo a la gubernatura con los ciudadanos; en cambio, Mario Montero Serrano se rindió ante el primer partido del Tri, se olvidó de las promesas de campaña y de los discursos y se concentró en ver el encuentro, acompañado por los colonos de Agua Santa y por su familia.


Ambos candidatos se dieron cita en la explanada de esta unidad habitacional para presenciar el duelo. López Zavala arribó poco antes de que concluyera el primer tiempo y vio con decepción el gol que el árbitro uzbeco anuló a la selección.


Entre tamales y atole los abanderados del PRI-Verde a la gubernatura y la presidencia municipal, respectivamente, departieron por cerca de 20 minutos, pues López Zavala debió retirarse en el medio tiempo para continuar su recorrido por juntas auxiliares y distritos de la capital.


Antes de conocer el resultado final del encuentro López Zavala hizo su pronóstico del marcador final y auguró un 2-0 a favor de la Selección Mexicana; ambos, acompañados además por Alejandro Armenta Mier, portaron la camiseta del Tri y regalaron playeras, banderas y aplaudidores a los asistentes.


Mario Montero no dejó pasar la oportunidad para regalar productos conmemorativos del Mundial y del Tri, entre ellos destacaron las playeras con su nombre y el número 4 en la espalda para recordar el día de la elección.


Minutos antes del encuentro, las sillas destinadas para los colonos lucían vacías; no obstante, minutos antes de que iniciara el partido, como por arte de magia, los colonos bajaron de sus edificios a la explanada para ver jugar a la selección en la pantalla gigante rentada por los candidatos.


Los niños, quienes faltaron a clases para ver el duelo, aprovecharon para saludar a los candidatos y, de paso, robarles una de las playeras verdes que portarán en cada uno de los encuentros y a lo largo del mes del Mundial.


La decepción del primer tiempo del partido México-Sudáfrica se vio recompensada minutos después, cuando por fin Rafael Márquez anotó un gol a favor de la selección. Entonces Mario Montero, quien permanecía en la primera fila, y todos los ciudadanos olvidaron el sueño y saltaron de sus lugares, se abrazaron sin conocerse y ondearon las banderas del Tri.
Para los próximos encuentros de México en el Mundial, los candidatos garantizaron pantallas gigantes en los principales puntos de la ciudad, más regalos, más playeras, más balones y más comida.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas