Promotores del voto nulo reciben 200 pesos diarios


Repartidoras abordadas admiten que los “contactos” provienen de los centros culturales


CAMBIO entrevistó a los repartidores de los volantes que promueven el voto nulo y que ayer durante el día y la tarde repartieron propaganda en la avenida 25 Poniente y bulevar 5 de Mayo


Miguel Ángel Cordero


Los repartidores de la campaña del voto nulo cobran 200 pesos por el reparto diario de los volantes. Aseguran que no tienen ninguna afiliación partidista y que son contratados de la misma forma que cuando promueven otros eventos. Sin embargo, cuando se les cuestionó quién les contrata respondieron con evasivas, aunque dejaron entrever una relación con el gobierno, pues los contacta “gente” del Centro de Convenciones o del auditorio Siglo XXI.


CAMBIO entrevistó a los repartidores de los volantes que promueven el voto nulo y que ayer durante el día y la tarde repartieron propaganda en la avenida 25 Poniente y bulevar 5 de Mayo.


“Nos colocamos en las avenidas más concurridas de Puebla, pero también consideramos los lugares en donde transitan los automóviles más lujosos”, reconoció uno de los jóvenes repartidores.


Ante los cuestionamientos sobre quién los contrata y cómo fueron contactados, los repartidores no comentaron nada. Mas todos coinciden: “Nos pagan por ello 200 pesos al día. Ya todos pedimos eso y no nos bajamos”.


En la 14 Oriente y el bulevar está apostado un grupo grande de repartidores. Unos promueven a Arturo Rivera, el autonombrado “candidato legítimo”; un grupo de chicas utilizan playeras blancas con la leyenda azul panista. Un tercer grupo reparte los volantes de promoción a la nulidad.


Los repartidores dicen que no hay nada extraordinario en la entrega de dípticos, volantes o alguna publicidad gráfica, portar alguna playera o distintivo, aunque en este caso sea panista. “A mí me tocó promocionar la Expo Mueble. Me dieron un mandil y una gorra. Ahí la tengo guardada, es lo mismo”.


‑¿Pero quién los contrata? ¿Hay un gremio o algo? ‑se le cuestionó.


‑Pues sí, nos avisan y vamos... Ya sabemos cómo movernos y nos llaman... Vamos todos a veces. Bueno, depende ­responde evasiva la entrevistada‑.


Ante la insistencia, las repartidoras admiten que los “contactos” provienen de los centros culturales que organizan eventos en el Complejo Cultural Universitario, el Centro de Convenciones o el auditorio Siglo XXI.


Los cruceros principales donde se hace el reparto de volantes son el bulevar Hermanos Serdán y el bulevar San Felipe, avenida Juárez y bulevar Atlixco, bulevar 5 de Mayo y 14 Oriente, y las calles consecuentes hasta plaza Dorada, bulevar Díaz Ordaz y 5 de Mayo, circuito Juan Pablo II y 24 Norte, 16 de Septiembre y bulevar Valsequillo, y calzada Zavaleta y Camino Real a Cholula, entre otros. 


La fracción séptima del artículo 442 del Código de Defensa Social del Estado de Puebla, especifica que se impondrán de diez a cien días de multa y prisión de seis meses a tres años a quien obstaculice o interfiera dolosamente el desarrollo normal del proceso electoral.


Ayer, ante el incremento de la propaganda al voto nulo, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Alfredo Arizmendi Domínguez, criticó a los promotores del “voto nulo”, pues dijo que dicha campaña generará confusión en los poblanos que aún están indecisos respecto a su sufragio.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas