Acosta, uno de los más indisciplinados


Tal parece que el delantero se convierte de héroe a villano en el equipo de Chelís


En lo que va del Torneo Bicentenario 2010, el jugador ha acumulado dos tarjetas rojas y cinco amarillas

 

Germán Reyes

 

El defensor del Puebla de La Franja, Alejandro Acosta, figura como el jugador más indisciplinado del Torneo Bicentenario 2010, luego de que en siete partidos disputados con la casaca poblana acumulara dos tarjetas rojas y cinco amarillas.


La temporada 2010 del fútbol mexicano no ha resultado fructífera para el cuadro albiazul en lo que al conjunto se refiere, pero tampoco lo ha sido en lo individual, muestra de ello es la campaña que vive Alejandro Acosta, pues hasta el momento no ha sido aquél jugador que aportaba en la defensiva como a la ofensiva.


Y es que, cabe recordar que el jugador charrúa fue pieza clave en las dos ocasiones en las que el Puebla calificó a la Liguilla; sin embargo, hoy más que el héroe poblano es el jugador más indisciplinado.


La “Torre” Acosta, no sólo es el jugador con mayor número de tarjetas en la institución poblana sino también del fútbol mexicano, pues cuenta con dos tarjetas rojas, mismas que vio en la jornada uno contra Tigres y 11 frente a Santos.


Pero además, posee un total de cinco cartones de amonestación, mismos que recibió también en la jornada uno en el estadio Cuauhtémoc cuando Puebla se enfrentó a la Universidad Autónoma de Nuevo León, una contra los Jaguares de Chiapas y dos más contra el conjunto de Torreón.


Asimismo, cabe recordar que Acosta no ha disputado únicamente siete de los 11 encuentros que se han jugado en el Torneo Bicentenario 2010, sumando un total de 547 minutos.


Cabe destacar que en dicho renglón lo acompañan Cristián Álvarez del equipo de los Jaguares de Chiapas, quien hasta el momento tiene dos tarjetas rojas y cuatro amarillas; y José Antonio “el Gringo” Castro, que posee el mismo número de cartones.


Así, de nueva cuenta el cuadro de José Luis Sánchez Solá comienza a destacar en el torneo en uno de los aspectos negativos, las tarjetas de castigo, rubro que el año pasado le valió la calificación del cuadro más indisciplinado del balompié mexicano.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas