Escuelas del país dejarán de vender comida chatarra


Así lo decidió el Consejo Nacional de Autoridades Educativas


El titular federal, Alonso Lujambio, confió en que las empresas como Coca-Cola, Bimbo, Marinela apoyen la medida debido a la gravedad del problema de salud que presenta el país


Ana de la Fuente

 

A partir del ciclo escolar 2010-2011, será obligatorio que las escuelas del país dejen de vender alimentos chatarra, lo anterior es resultado de la reunión del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu).


Con base a la Ley General de Educación, la cual establece que el Gobierno federal tiene la facultad de dictar los programas, planes y lineamientos de operación educativos, Alonso Lujambio Irazábal aseguró que las empresas proveedoras contarán con una lista en la que se detallarán los alimentos permitidos “para hacerles saber cuáles son las opciones que vamos a manejar”. En la realización del listado participarán representantes de la SEP, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto Nacional de Salud Pública.


Al respecto el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, Mauricio Hernández, señaló que entre las propuestas se encuentra reducir hasta en un 50 por ciento la cantidad de calorías ingeridas —480— durante el desayuno de los menores, reduciéndose a 280 cómo máximo.


El titular federal confió en que las empresas como Coca-Cola, Bimbo, Marinela apoyarán la medida debido a la gravedad del problema de salud que presenta el país. Sin embargo, Mauricio Hernández admitió que los industriales no aceptarán fácilmente los nuevos lineamientos.


Actualmente las estadísticas señalan que el 30 por ciento de los niños entre cinco y 12 años presentan problemas de obesidad y sobrepeso, aunque algunos números en las zonas periféricas de las ciudades manejan hasta un 50 por ciento de niños afectados.


Durante la reunión realizada en México, el secretario de Educación Pública de Puebla, Darío Carmona, expuso el reciente programa Corre por tu Vida así como las limitaciones a la venta de sopas preparadas y fritangas sin marca.

 

Quieren leyes locales


La representante local de padres de familia, Aurora González de Rosas, señaló que solicitarán a los diputados locales y federales una legislación que obligue a las tiendas y cooperativas escolares destinar por lo menos la mitad de sus ganancias para las escuelas.


Aunque coincidió con las declaraciones de Darío Carmona en el sentido de que el problema de obesidad radica en los hábitos familiares, aseguró que de contarse con el apoyo de la SEP el problema se podría abatir con mayor facilidad.


Pese a que se legislará desde la Federación la venta de productos chatarra, González de Rosas advirtió que los concesionarios podrán continuar vendiendo dichos productos, ya que representan un “negocio redondo”

 

También a los alrededores


La Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPAF) solicitará a los presidentes municipales, así como a los directores de las escuelas, que también se prohíba la venta de productos con alto contenido de carbohidratos en las cercanías de las escuelas.


Lo anterior servirá como medida complementaria a las restricciones impuestas al interior de los colegios, además de ayudar a combatir el comercio informal.

 

Aurora González de Rosas agregó que tanto la SEP como la SSA deberán estar monitoreando la disminución de los índices de obesidad a fin de conocer si se están alcanzando los objetivos.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas