Puebla, con alta incidencia en violencia de género


25.7 millones de mexicanas mayores de 14 años laboran sin recibir pago alguno


Miguel Ángel Cordero

 

Puebla es uno de los que tiene las incidencias más altas en cuanto a violencia de género y falta de oportunidades laborales para mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).


De acuerdo al organismo, 25.7 millones de mexicanas mayores de 14 años laboran sin recibir pago alguno. Dicha cifra equivale a 62 por ciento respecto a la población femenina de más de 14 años, calculada en 41.4 millones de mujeres. Tal información se revela durante este 8 de marzo, proclamado Día Internacional de la Mujer.


Uno de los aspectos de desventaja para las mujeres que destacó el INEGI es la violencia entre parejas: 43 de cada 100 mujeres de más de 15 años han vivido situaciones de violencia emocional, económica, física o sexual con su actual pareja o en su última relación.


Los estados con las incidencias más altas de esta anomalía son México, Jalisco, Colima, Durango, Tabasco, Puebla, Morelos, Guerrero, Aguascalientes y Oaxaca, donde más de las mujeres con pareja actual o unidas alguna vez enfrentaron situaciones de violencia y desempleo para las féminas.


Según una nota de La Jornada —firmada por Susana González—, pese a que en las últimas décadas aumentó el número de mujeres en los espacios de poder y la toma de decisiones del país, en las últimas tres décadas sólo cinco mujeres han gobernado una entidad federativa (Colima, Tlaxcala, Yucatán —en dos ocasiones— y Zacatecas) y una más encabezó el gobierno del Distrito Federal.


Las mujeres ocupan menos de 5 por ciento de las presidencias municipales, 20 por ciento de los puestos del poder Judicial y dos de las 19 secretarías de Estados.


En el rubro de la educación, ocho de cada 100 mujeres no saben leer ni escribir. Pero el porcentaje se dispara en algunos estados del país y el caso más grave es el de Chiapas, donde 21.8 por ciento de las mujeres son analfabetas, casi el doble en comparación con los hombres.


Incluso, las defunciones intencionales o por violencia entre las mujeres tienen una incidencia de 4.2 casos por cada mil. La mayoría, 62.3 por ciento, corresponde a homicidios y 37.7 por ciento fueron suicidios.


La mayor parte de las mujeres que no reciben pago por su trabajo se trata de adolescentes, jóvenes y ancianas dedicadas a tareas domésticas y familiares por las que no obtienen remuneraciones.


El número de las féminas afectadas representan dos y media veces más a los 9.8 millones de hombres mayores de 14 años que se encuentran en la misma situación.


Por esas cargas de trabajo no remunerado, el INEGI calculó que una mujer trabaja 78 por ciento más horas que un hombre: la primera labora 41.3 horas a la semana y el segundo lo hace 23.2 horas, una diferencia de 18 horas.


Las mexicanas dedican 27 horas por semana a los trabajos domésticos y 25 horas para el cuidado de niños, enfermos y ancianos.


Sin embargo, el instituto acotó que como parte del trabajo no remunerado los hombres llegan a trabajar 17.7 horas en la autoconstrucción de su vivienda y 36 horas en diversas actividades económicas por las que tampoco obtienen un pago.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas