Irreal, la bonanza económica de Puebla, según el Copladep


De acuerdo con datos del INEGI, IMCO y la ENOE


Puebla es el séptimo estado menos competitivo, tiene la menor calificación en el índice de imparcialidad de los jueces, es la entidad con menor calidad institucional de la justicia y descendió 23 lugares en el indicador “buen gobierno”

Miguel Ángel Cordero

 

El excelente panorama económico planteado por los integrantes del Copladep sólo existe en las mediciones del organismo estatal, pues los datos del INEGI, IMCO y la ENOE presentan un panorama contrario en Puebla. Sólo en el presumido incremento del PIB, el propio Instituto Nacional de Estadística Geografía e Información contradice al marinismo.


El martes, Jorge Arroyo García, coordinador ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Puebla (Copladep), informó durante dicha sesión que a partir de 2005 Puebla sostuvo un crecimiento de 6.5 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) y que el Instituto Mexicano de la Competitividad calificó a Puebla en el cuarto lugar en crecimiento promedio, pero tales datos contrastan con la realidad poblana.


Según datos del INEGI, en 2009 el PIB cifró 361 mil 857 millones de pesos, índice similar al de 2007, aunque en años anteriores hubo un ligero crecimiento.


En 2004 el PIB poblano tuvo un valor de 266 mil 729 millones de pesos, cifra que ascendió en 2008 a 394 mil 729 millones de pesos; sin embargo, el año pasado enfrentó una caída de hasta 8.3 por ciento.


En la sesión del Copladep, Arroyo presumió constantemente los indicadores del IMCO a favor de la entidad. Sin embargo, la última evaluación general del organismo contradice los parámetros destacados por el funcionario.


De acuerdo al organismo, Puebla es el séptimo estado menos competitivo del país, tiene la menor calificación en el índice de imparcialidad de los jueces, es la entidad con menor calidad institucional de la justicia y descendió 23 lugares en el indicador “buen gobierno”.


Puebla ocupa la posición 19 en la inversión bruta de capital fijo por población económicamente activa (PEA), al recibir 2 mil 917 dólares por PEA. De compararse la inversión de Puebla con la de Nuevo León (el estado con la mayor inversión), la diferencia es 5 mil 748 dólares menos, casi dos veces la inversión que recibe cada poblano económicamente activo.


“Esto indica que Puebla no está haciendo buen uso de sus ventajas relativas, ya que tiene suficiente inversión para poder mejorar su competitividad”, critica el IMCO.


En el mismo informe 2008, se reporta que Puebla es el estado con la gestión de trámites empresariales más deficiente. Este último parámetro contradice el presentado por Valentín Meneses Rojas, secretario de Gobernación, al presumir la facilidad en la apertura de empresas.


Jorge Arroyo también indicó el crecimiento en gasto de inversión a 29 mil 578 millones de pesos. Sin embargo, dicha cifra se contrapone con el reporte 2009 del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE) que indica que Puebla capta menos inversión extranjera directa y ha perdido siete posiciones en el mismo indicador en los últimos cuatro años.


En el informe del Copladep, el contralor Víctor Manuel Sánchez Ruiz presumió la transparencia del gobierno estatal. No obstante, datos del Coneval, levantados en 2008, posteriores a la publicación que hizo Transparencia Mexicana en 2007, indican que Puebla es el cuarto estado más corrupto del país.


En la misma sesión, Gerardo Pérez Salazar aseguró que en Puebla se crearon 388 empresas y se desarrollaron más de 24 mil empleos. Las tablas de empleo del INEGI desarrolladas con datos de la Encuesta Nacional de Empleo (ENOE) detectaron un incremento del desempleo justo durante los últimos cinco años del gobierno estatal.


De hecho, el reporte al cuarto trimestre de 2009 indicó que en la entidad existen 87 mil 322 personas desocupadas en Puebla.


Además la inflación no fue combatida, reduciendo el impacto positivo de las inversiones e ingresos para la entidad. Sólo en 2005, la inflación acumulada para Puebla se ubicó en 3.3 por ciento, nivel de 1.6 puntos por arriba del 1.7 por negativa en el poder adquisitivo de la población, en particular en aquellos estratos sociales de bajo nivel de ingresos. Hasta finales de 2009, Puebla se ubicaba según datos del INEGI entre las 10 localidades más caras del país a causa de la volatilidad de dicho indicador.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas