Agarrón PAN vs dirigentes del PRD y Convergencia


Se acaba la luna de miel y se enfrentan los dirigentes en reunión realizada anoche


Viridiana Lozano Ortíz

 

Oficialmente terminó la luna de miel entre Acción Nacional y los partidos de izquierda —PRD y Convergencia—, pues sus dirigentes protagonizaron, la noche de ayer, una gresca ocasionada por la intentona de Miguel Ángel de la Rosa Esparza para impedir que un panista abandere la megacoalición en la alcaldía de la capital. El dirigente del sol azteca cuestionó la integración de la lista de regidores, lo que provocó que Juan Carlos Mondragón Quintana —quien aún no arribaba al sitio— ordenara, en defensa de los intereses de su partido, a Luis Enrique Palacios y Raúl Ramírez abandonar la reunión. En medio de gritos los representantes del albiazul se salieron de las oficinas provisionales de De la Rosa, ubicadas en la avenida Juárez, sin llegar a ningún acuerdo.


Este día los líderes de los partidos que conforman la mega-alianza se reunirán nuevamente con el fin de concluir el tema de la candidatura al Ayuntamiento de Puebla, ya que De la Rosa Esparza amagó con detener las negociaciones sobre el resto de las candidaturas hasta que la definición sobre el método para elegir al aspirante a alcalde esté concluida.


Algunas fuentes mencionaron que la inconformidad del PRD versó en una cláusula suscrita en lo oscurito en el convenio firmado el pasado 20 de febrero, y es que dicha cláusula refiere que el candidato a la alcaldía de la capital debe ser militante de Acción Nacional, con lo que se cierran las puertas para que algún ciudadano o militante de otro partido participe en el proceso.


Desde hace varias semanas la candidatura por el Ayuntamiento de Puebla se ha convertido en la manzana de la discordia entre los partidos de la coalición, pues ya han desfilado más de tres perfiles para encabezar a la megacoalición en este espacio, desde Enrique Doger Guerrero, hasta Amy Camacho e incluso se ha apuntado al empresario Francisco Bada y a la activista Verónica Mastretta.


Las fuentes consultadas explicaron que durante la disputa los representantes de Acción Nacional dijeron no temer a que la mega alianza se caiga y que prefieren ir solos antes que ceder más posiciones para los partidos de oposición.


Luis Enrique Palacios, secretario de elecciones del Comité Directivo Estatal y Raúl Ramírez, argumentaron que Acción Nacional cedió bastantes posiciones al momento de firmar el convenio y que los dirigentes de los partidos de izquierda deben respetar los procesos marcados en los estatutos del blanquiazul para la selección de sus candidatos.


En la gresca, el líder estatal del sol azteca también se pronunció en contra de las posiciones para la integración de la planilla de regidurías, toda vez que la oferta de Acción Nacional es otorgar una posición a cada uno de los partidos que integran la megacoalición —PRD, Panal y Convergencia— y un espacio para una “candidatura ciudadana”.


Las negociaciones para definir a los candidatos que abanderarán a la alianza opositora deberán trabajar a marchas forzadas, pues sólo restan 15 días para que los abanderados sean registrados ante el Instituto Electoral del Estado.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas