Geudiel Jiménez impugnará la candidatura de Lorenzini


Acudirá al TEPJF por la imposición del priista en el municipio, pues señala que la candidatura es del Verde


Selene Ríos Andraca

 

El presidente de la Comisión Estatal de Procesos Internos, José Alarcón Hernández, confirmó que ya no es necesaria la Convención de Delegados para ungir a Mario Montero Serrano como el candidato del PRI a la alcaldía capitalina, pues el exjefe del gabinete marinista recibió el jueves pasado la constancia de mayoría que lo acredita como el abanderado del tricolor.


El miércoles pasado, la Comisión Municipal de Procesos Internos, Joaquín Maldonado, canceló la Convención de Delegados programada a celebrarse a las 11 de la mañana en el Centro de Convenciones y hasta la noche, se hizo oficial la versión de la suspensión.


Con la declinación de Saúl Huerta, Montero Serrano era prácticamente el único precandidato inscrito en el proceso interno y la convocatoria salvaguarda que en caso de candidaturas únicas se extienda la constancia de mayoría sin necesidad de la Convención de Delegados.


Saúl Huerta solicitó su registro el viernes pasado ante la Comisión Municipal de Procesos Internos, y ante la negativa, recurrió al Tribunal Electoral del Estado para impugnar la determinación del rechazo de registro.


Sin embargo, el martes pasado, Montero Serrano se reunió en privado con su contendiente para pedirle que abonara a la unidad y facilitara el proceso interno. En el desayuno, el aspirante desistió de su búsqueda y notificó al Tribunal Electoral.


Más tarde, Mario Montero ya era prácticamente el único candidato, de manera que sus abogados le recomendaron recibir la constancia de mayoría sin tener que asistir a la Convención de Delegados.

 

La Comisión Municipal de Procesos Internos extendió la constancia ayer por la noche y ya no habrá Convención de Delegados.

 

 


 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas