Chelís se deshace de canteranos


Se van Villalpando, Noriega y “Samba” Rosas


Germán Reyes

 

El director técnico de los Camoteros del Puebla, José Luis Sánchez Solá, realizó una restructuración total en su escuadra, y es que ante la llegada de ocho refuerzos nuevos al plantel se separó de los servicios de seis elementos canteranos del equipo, empezando por Jorge Villalpando, Luis Noriega y Sergio “Samba” Rosas, quienes partirán a Jaguares, Monarcas y Tijuana, respectivamente.


La pretemporada de cara al Torneo de Apertura 2010 está a la vuelta de la esquina y el Puebla tiene muchas caras nuevas en su plantel, mismas que seguramente figurarán en el cuadro titular que utilizará Sánchez Solá a lo largo del torneo.


El intermedio entre un torneo y otro fue distinto a lo que había vivido La Franja, al menos en los cuatro años que lleva de haber regresado al máximo circuito, sin contratiempos, sin contratar jugadores a la última hora y sobre todo, con la comunión de cuerpo técnico y directiva para traer futbolistas al plantel.


Así, nueve caras nuevas estará presentando el equipo franjiazul para la siguiente campaña: Gerardo Lugo, Gabriel Pereyra, José Joel “Chícharo” González, Melvin Brown, Félix González, Yasser Corona, Mario Ortíz y Édgar Hernández, de los que al menos los primeros dos se espera que sean la parte medular del equipo y le impriman ese empuje del que ha carecido el medio campo para acompañarse con la delantera en los últimos años.


Sin embargo, el hecho de incorporar futbolistas nuevos al equipo representó también el sacrificio de jugadores que habían estado bajo las órdenes del Chelís al menos cuatro años, algunos de ellos que crecieron como futbolistas bajo su tutela e incluso, algunos que en algún momento fueron sus favoritos.


Y es que, La Franja ya confirmó diez bajas en su plantel, en las que destacan los nombres de: Sergio “Samba” Rosas, quien fue parte de todo el proceso que llevó a los Camoteros a regresar al máximo circuito; Luis Miguel Noriega, mediocampista inamovible en el sistema de juego de Sánchez Solá; y Jorge Villalpando, uno de los elementos que, pese a sus malas actuaciones, se mantuvo en la medida posible bajo los tres palos de la meta poblana y que finalmente terminó por sucumbir ante las actuaciones del arquero suplente, Alexandro “El Mostro” Álvarez.


También son dignos de mencionar futbolistas que venían creciendo en la cantera camotera como Gustavo Anzaldo, un joven que recibió un par de oportunidades en el primer equipo pero que no terminó por dar el “estirón” final para consolidarse en el equipo; Carlos “Pelón” Arenas, quien después de un par de temporadas de no aportar lo suficiente al equipo fue enviado a Lobos UAP y finalmente fuera del Puebla FC; finalmente, Íñigo Rey, que tampoco pudo ganarse un lugar en el equipo.


Asimismo, se encuentra Híber Ruiz, quien se pondrá la casaca de un equipo al que en el Torneo Apertura 2007 sentenció al descenso anotando el gol que significó el “último clavo en su ataúd”, el Veracruz, que, dicho sea de paso, no ha podido retomar la categoría ni con las promesas de su “salvador” Cuauhtémoc Blanco.


Finalmente, también dejarán de vestir la playera camotera Manuel López Mondragón, elemento que al igual que Ruiz irá a los Tiburones Rojos, equipo con el que ya ha estado en otras ocasiones; Jair García, futbolista que en sus inicios fue una gran promesa de las Chivas de Guadalajara pero que cayó en su trayectoria y le valió ser prestado a la Liga de Ascenso y ahora salir de la institución albiauzul; Ricardo Jiménez, otro canterano que no podrá ver la luz con el equipo.


Cabe mencionar que algunos de los lugares que dejarán los elementos antes mencionados serán ocupados por futbolistas surgidos de la cantera poblana, con lo que se buscará dar paso a una nueva generación de jugadores que puedan consolidarse en la Primera División con el cuadro poblano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas