A constructora del Centro Expositor le rescinden el contrato


Ticonsa tendrá que devolver el dinero que recibió de la SFA


El Estado ya había pagado aproximadamente 800 millones de pesos a esta empresa para el desarrollo del complejo, reveló Gerardo Pérez Salazar en su comparecencia ante el Congreso del Estado


Miguel Ángel Cordero

 

Javier García Ramírez y Gerardo Pérez Salazar revocaron a la empresa Ticonsa SA de CV —antes Unión Presforzadora— el contrato OP/LPE/SEDUOP-20070803 correspondiente a la construcción del Centro Expositor, debido al constante retraso de esta empresa.


De acuerdo a la columna de Carlos Gómez —publicada en Puebla Online— el titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) pidió a la empresa Sofimex que haga efectiva las pólizas de fianza de los seguros contratados para recuperar el dinero que se había pagado a Unión Presforzadora, con el fin de seguir las obras sin mayor alteración.


Aunque el columnista señaló que el contrato es por un monto cercano a los 200 millones de pesos y que la cancelación del contrato ocurrió desde marzo, en la página de transparencia de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública se señala que el costo de la obra correspondiente al contrato de marras es de casi mil 7 millones de pesos.


Por si fuera poco, durante su comparecencia ante el Congreso del Estado, Pérez Salazar admitió que ya habían pagado aproximadamente 800 millones de pesos a esta empresa para el desarrollo del Centro Expositor. Entonces, justificó la entrega de recursos explicando que siempre en las construcciones debe pagarse por adelantado.


En entrevista con CAMBIO, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Claudio Valdés García Teruel, aseguró que no se le ha notificado de este cambio de empresa. Destaca lo anterior debido a que desde el inicio de los trabajos en el Centro Expositor se destacó que las empresas participantes, todas, están afiliadas a este organismo empresarial.


Valdés García Teruel dijo que no tenía conocimiento de que se rescindió el contrato de la empresa ahora llamada Ticonsa. Incluso, negó que perteneciera a su grupo de afiliados.


Desde finales del año pasado el gobierno marinista le entregó la construcción de la etapa final del nuevo Centro Expositor a una empresa de la ultraderecha poblana, pues asignó directamente a Desarrollo Iberoamericano (DISA), de Jorge Espina Reyes, la culminación del megaproyecto debido a los errores administrativos de la empresa Ticonsa, responsable del proyecto hasta hace una semana y que se embolsó una cantidad cercana a los mil millones de pesos.


La urgencia del secretario de Desarrollo Urbano, Javier García Ramírez, por concluir la obra fue la responsable del cambio de estafeta entre ambas constructoras. Además, para incrementar el conflicto generado por la creación del nuevo recinto el costo de la obra se elevará por lo menos 200 millones de pesos.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas